No se pierde lo que no se tiene

José estaba frente a su computadora revisando su Facebook  y viendo videos de Youtube para distraerse y escapar de su realidad.  De momento le llegó un mensaje.  Miró las notificaciones y en efecto, era Rosa.  Hacía una semana que había terminado su noviazgo, luego de tres años, y desde ese momento no tenía noticias suyas, pues…