¿Dónde quedaron tus sueños?

Desde niña tuve sueños y me tracé metas en todas las áreas de mi vida. Debo decir que Dios no solo me ha permitido lograrlas, sino que ha sobrepasado mis expectativas. He podido lograr mucho a mi corta edad, sí, todavía soy una jovencita. Cuando salí del residencial no imaginé el mundo de posibilidades que…

Un viernes cualquiera

[Por Elizabeth Vargas] Esa noche las horas corrieron y el sueño no llegó. Recuerdo que la creatividad se apoderó y lo único que podía era dejarla fluir. Al fin, comencé a dormitar y me dí un espacio para descansar. Horas después, allí estaba nuevamente, detrás del teclado, con una emoción indescriptible.

(4) La pesadilla

Uno de los días más tristes de su vida llegaba al final y con él se iban todas sus ilusiones, sus sueños y metas, allí había enterrado su gran amor.  Ni los títulos universitarios, los reconocimientos recibidos, ni siquiera el apoyo de sus más cercanos amigos y familiares podrían apaciguar el dolor de sus entrañas.…

Un poco más de treinta

Es interesante repasar lo vivido, qué hemos logrado y lo que nos falta por hacer.  Cuando se acerca la celebración de un nuevo año de vida es un momento oportuno para hacer ese análisis y yo no soy la excepción.

Expectativas

Ciertamente el otoño terminó, el invierno azotó con furia, pero llegó la primavera y he visto mi vida resurgir y florecer.  Ya en el verano surgen nuevas oportunidades, puertas que se abren y que me demuestran la fidelidad del Creador.

(3) El brillo de sus ojos

Las semanas fueron eternas, pero ya estaba de vuelta. –¿Habría leído el poema? ¿Le habrá conmovido? ¿Sentiría lo que le quería transmitir? Xiomara navegaba entre un mar de preguntas sin respuestas, mientras aguardaba la llegada del profesor Barrientos. Su ausencia esos días todavía era un misterio.  Faltaban 10 minutos para iniciar la clase, su mentor debía…

(2) Cada letra en sus sueños

Mil ideas cruzaban por la mente de Xiomara. – ¿Qué pasaría con el profesor? ¿Estaría bien? De momento, sus pensamientos volaron y se imaginaba terminando la clase y compartiendo con el profesor Barriento una de sus inspiraciones.