No se pierde lo que no se tiene

José estaba frente a su computadora revisando su Facebook  y viendo videos de Youtube para distraerse y escapar de su realidad.  De momento le llegó un mensaje.  Miró las notificaciones y en efecto, era Rosa.  Hacía una semana que había terminado su noviazgo, luego de tres años, y desde ese momento no tenía noticias suyas, pues…

Un corazón en pedazos

Sé que al igual que yo, tú también has experimentado el dolor de entregar tu corazón y que luego lo recibas en pedazos.  Te puedo decir que entiendo perfectamente el sufrimiento que causa y la frustración tan grande que se puede vivir. Igualmente, te aseguro que tus lágrimas no son eternas y que luego de…

Soy mujer

Quizás cuesta hablar de nosotras, preferimos no hacerlo.  Sí, pensamos y elogíamos a todos y no ocupamos un poco de tiempo en reconocer lo que somos y lo que podemos dar.  Y la reflexión no debe estar motivada porque nos dediquen una semana porque todos los días del año, tanto tú como yo somos mujeres. Con…

(7) Qué nos queda

Los nervios hacían estragos, era el momento de despedirse.  Maia todavía tenía en su rostro las marcas de las lágrimas que había derramado.  Entonces, Rodrigo no pensó más y le dio otro fuerte abrazo.  En esos instantes solamente quería poder leer los pensamientos más profundos de Maia. – “Cuando estés lista para hablar, me llamas”. –…

(6) No hay palabras

Todos los sucesos apuntaban a una velada mágica para Rodrigo, allí estaban las personas más importantes en su vida, incluyendo a Maia, a pesar de las sensaciones que experimentaba al tenerla frente a él. La miraba y no lo podía creer, pero su lucha interior era más fuerte y quería explotar… – “Realmente no quiero prolongar…

(5) Fin de la escaramuza

Rodrigo se preparaba para regresar a su Isla.  La guerra  finalizó para él. Ya su familia había recibido la noticia de que llegaría antes de tiempo.  La incertidumbre se apoderó de ellos.  ¿Qué pasaría realmente? ¿Cómo estaría Rodrigo en realidad?  La angustia no los dejaba vivir, ¿sería oportuno darle la noticia a Maia?   La batalla se había tornado…

(4) Una guerra interior

Luego de enviar la carta final, Maia se había encerrado en su cuarto, no contestaba llamadas ni quería ver a nadie.  Su corazón estaba desecho, pero tenía que enfrentar su realidad.  Después de todo, fue ella la que había tomado la decisión.  Habían pasado algunas semanas y no llegaba respuesta de Rodrigo. – “¿habrá recibido…