(5) Fin de la escaramuza

Rodrigo se preparaba para regresar a su Isla.  La guerra  finalizó para él. Ya su familia había recibido la noticia de que llegaría antes de tiempo.  La incertidumbre se apoderó de ellos.  ¿Qué pasaría realmente? ¿Cómo estaría Rodrigo en realidad?  La angustia no los dejaba vivir, ¿sería oportuno darle la noticia a Maia?   La batalla se había tornado…

Detrás de la sonrisa

La sonrisa es para compartirla con los demás.  De eso estoy convencida. He tenido momentos en que me he sentido un poco triste.  Sin embargo, cuando pasa por mi lado algún desconocido y sonríe me puede transmitir su alegría.  Es mágico lo que se puede sentir, en ese momentos puede cambiar el estado de ánimo por completo.…

(4) Una guerra interior

Luego de enviar la carta final, Maia se había encerrado en su cuarto, no contestaba llamadas ni quería ver a nadie.  Su corazón estaba desecho, pero tenía que enfrentar su realidad.  Después de todo, fue ella la que había tomado la decisión.  Habían pasado algunas semanas y no llegaba respuesta de Rodrigo. – “¿habrá recibido…

(3) Letra a letra…

Rodrigo despertó al día siguiente y volvió a leer la carta de Maia.  Su incredulidad era tal que decidió guardar esas palabras y tomar en sus manos una de las misivas que ella le había enviado anteriormente. –       “Solamente espero el momento de volver a verte. Nunca había sentido la necesidad de pasar mi vida…

100 cosas que hacer antes de morir (2da parte)

Hace unos meses comencé con el reto de  hacer una lista de las 100 cosas que quiero hacer antes de morir.  Cientos de personas han visitado el escrito y tengo varios comentarios en el que indican que se quedaron esperando ver mi lista.  En el artículo anterior compartí un poco sobre el proceso que utilicé para llegar a construir la lista…

(2) Cartas y recuerdos

Después de la lucha interior que tuvo, Maia se armó de valentía y llevó el sobre al correo. Allí estaba el agujero donde debía depositar la carta. Abrazó el sobre fuertemente…, como si fuera Rodrigo. Le parecía sentirlo allí… Depositó la carta, y tuvo que salir a prisa. Nuevamente, no podía contenerse; lloró con sollozos,…