Caucasian couple arguing on sofa

Qué hacer cuando se acaba el amor

Ya no es lo mismo, parecemos dos extraños y olvidamos lo que nos unió. Es más fácil tomar rumbos separados que luchar por el amor que un día nos juramos. Es que el amor se acabó y ya no vale la pena continuar en el camino. Tal vez es el momento de buscar cada uno…

mujer-feliz

Conmigo y feliz

Soltero(a) no es sinónimo de solo(a), desesperado(a) y amargado(a).  Tu felicidad no depende de quién está contigo. ¿Lo sabes verdad? La gente se empeña en establecer edades para cada etapa de la vida y quiere etiquetar a aquellos que llegan a ciertos años y no han realizado lo que la sociedad impone.  ¿Tienes que vivir…

separados

Enfrentando el divorcio II

Los límites del amor Amor, una palabra profunda que muchos expresan, pero pocos conocen el significado. ¿Debe haber límites para el amor? No sé, tal vez en algunas ocasiones hay que pensar si esa relación que dice estar fundada en amor te hace bien o te hace mal. No dejo de insistir que creo en el…

ruptura

Enfrentando el divorcio

Estoy divorciada Sí, soy una mujer divorciada y con ese título llegan muchas etiquetas y cuestionamientos de la sociedad, la familia, los amigos, en fin, de cualquiera que seguía tu vida de una forma u otra.  Las personas que compartían con la pareja divorciada les duele esa separación, se pueden sentir tristes, defraudados, sorprendidos, decepcionados,…

(7) Cenizas quedan

Era la interrogante que tanto temía y la pregunta que todos se hacían.  ¿Quién sería el padre de su bebé?  Leticia trató de evadirla, no se sentía preparada para hablar sobre el tema. – No sé cómo decirte.  Es algo que no le he dicho a nadie, aunque todo el mundo lo sospecha.  Lo único…

(6) ¿Quién es el afortunado?

La terraza era el lugar perfecto, a esa hora había público, pero quedaban mesas disponibles, así que buscaron una que estaba algo distante y se sentaron. El ambiente estaba tranquilo, se respiraba paz.  Claro, los nervios hacían fiesta en los dos. Joel miró con gran ternura a Leticia, buscaba en sus ojos una respuesta a…

(5) ¡Qué emoción!

Era martes, pero no un martes cualquiera, era el día que había esperado durante cuatro largos meses.  Ese tiempo fue una eternidad para la madre primeriza. Le tocó su turno y la acostaron en una camilla.  El cuarto estaba frío, tal vez de esa misma forma sentía su corazón, era como si fuera a encontrarse…