(4) La pesadilla

Uno de los días más tristes de su vida llegaba al final y con él se iban todas sus ilusiones, sus sueños y metas, allí había enterrado su gran amor.  Ni los títulos universitarios, los reconocimientos recibidos, ni siquiera el apoyo de sus más cercanos amigos y familiares podrían apaciguar el dolor de sus entrañas.…

(3) El brillo de sus ojos

Las semanas fueron eternas, pero ya estaba de vuelta. –¿Habría leído el poema? ¿Le habrá conmovido? ¿Sentiría lo que le quería transmitir? Xiomara navegaba entre un mar de preguntas sin respuestas, mientras aguardaba la llegada del profesor Barrientos. Su ausencia esos días todavía era un misterio.  Faltaban 10 minutos para iniciar la clase, su mentor debía…

(2) Cada letra en sus sueños

Mil ideas cruzaban por la mente de Xiomara. – ¿Qué pasaría con el profesor? ¿Estaría bien? De momento, sus pensamientos volaron y se imaginaba terminando la clase y compartiendo con el profesor Barriento una de sus inspiraciones.

(1) Amante de la literatura

El salón aún estaba vacío y algo frío.  Llegó temprano, como de costumbre, para poder sentarse en primera fila.  Necesitaba estar en un asiento privilegiado para aprender de literatura, pero más todavía para disfrutar de cada palabra que pronunciaba el profesor Esteban Barrientos. Ese hombre alto, serio con una mirada profunda y muy atractivo, que tenía…

Cultiva al loco y al poeta

Los talentos son como las flores hay que alimentarlos y hacerlos crecer.  Aunque todavía no me nombro ni escritora ni poeta, sigo disfrutando de plasmar en este blog todo lo que pasa por mi corazón y llega a mi mente. Las experiencias han sido singulares, pero muy gratificantes.  La diversidad de opiniones y los comentarios…

El encuentro

Habían pasado algunos años desde que le vi por última vez.  Le pensaba día y noche.   Ayer caminaba frente a la plaza del pueblo donde crecimos, mi corazón palpitó tan fuerte que no pude disimular la emoción; estaba cruzando la calle y venía a mi encuentro.  De momento me paralicé, no sabía qué decir…

Memorias

En la agonía de la vida las fuerzas apenas le daban, pero logró levantarse y llegar al pasillo; el espacio de sus recuerdos. Allí, colgaba la foto que alimentaba su alma.  La tomó en las manos y mirándola fijamente, confesó su infortunio:     –  Todavía me pregunto: ¿dónde está nuestra historia? La respuesta no llegó. Un…