Para esa despedida, yo quería

Fueron tantas tus caídas que no pensé que ésta vez sería para siempre. Me ha tomado algunos meses asimilar que ya no estás. No pude despedirme como hubiera querido. Meses antes de tu muerte nuestras conversaciones se tornaron en monólogos, ya no me respondías. El Alzheimer se fue llevando tu esencia. Las enfermedades agravaron y…

No se pierde lo que no se tiene

José estaba frente a su computadora revisando su Facebook  y viendo videos de Youtube para distraerse y escapar de su realidad.  De momento le llegó un mensaje.  Miró las notificaciones y en efecto, era Rosa.  Hacía una semana que había terminado su noviazgo, luego de tres años, y desde ese momento no tenía noticias suyas, pues…

(7) Qué nos queda

Los nervios hacían estragos, era el momento de despedirse.  Maia todavía tenía en su rostro las marcas de las lágrimas que había derramado.  Entonces, Rodrigo no pensó más y le dio otro fuerte abrazo.  En esos instantes solamente quería poder leer los pensamientos más profundos de Maia. – “Cuando estés lista para hablar, me llamas”. –…

(6) No hay palabras

Todos los sucesos apuntaban a una velada mágica para Rodrigo, allí estaban las personas más importantes en su vida, incluyendo a Maia, a pesar de las sensaciones que experimentaba al tenerla frente a él. La miraba y no lo podía creer, pero su lucha interior era más fuerte y quería explotar… – “Realmente no quiero prolongar…

(5) Fin de la escaramuza

Rodrigo se preparaba para regresar a su Isla.  La guerra  finalizó para él. Ya su familia había recibido la noticia de que llegaría antes de tiempo.  La incertidumbre se apoderó de ellos.  ¿Qué pasaría realmente? ¿Cómo estaría Rodrigo en realidad?  La angustia no los dejaba vivir, ¿sería oportuno darle la noticia a Maia?   La batalla se había tornado…

(4) Una guerra interior

Luego de enviar la carta final, Maia se había encerrado en su cuarto, no contestaba llamadas ni quería ver a nadie.  Su corazón estaba desecho, pero tenía que enfrentar su realidad.  Después de todo, fue ella la que había tomado la decisión.  Habían pasado algunas semanas y no llegaba respuesta de Rodrigo. – “¿habrá recibido…

(3) Letra a letra…

Rodrigo despertó al día siguiente y volvió a leer la carta de Maia.  Su incredulidad era tal que decidió guardar esas palabras y tomar en sus manos una de las misivas que ella le había enviado anteriormente. –       “Solamente espero el momento de volver a verte. Nunca había sentido la necesidad de pasar mi vida…