Dos historias... un deseo

September 17, 2011
profavargas

El deseo de ser madre, recuperar la salud y mejorar el autoestima, son algunas de las razones que llevan a una mujer a realizarse una operación bariátrica. A pesar de los años que lleva esa práctica, y el éxito que ha tenido en miles de pacientes, todavía hay muchos mitos y miedos en la sociedad.  Sin embargo,  dos mujeres que les quiero presentar, Jessica Robles y Yadira Negrón, son ejemplo de que no se puede vivir con los temores de la gente, hay que luchar hasta alcanzar cada sueño.

Jessica quería tener hijos y la obesidad sumada a otras condiciones de salud no se lo permitía.  “Me sentía presa en mi propio cuerpo.  Mido 5’3 y pesaba 360 libras. Algo tan sencillo y natural de un ser humano como caminar era un reto para mí”, expresó.  El 2 de junio de 2009 comenzó su nueva vida, pero a las 16 semanas de su operación se llevó una sorpresa, estaba embarazada.  Previo a la operación se hizo análisis que habían resultado negativos.  De acuerdo con los especialistas, una mujer no puede quedar embarazada hasta un año y medio o dos años después de la operación.

Jessica notó que desde la cirugía todo le daba nauseas.  “Todo me apestaba, aunque no lo creas, hasta los anuncios en el televisor me apestaban y me hacían vomitar”, confesó.  Una de sus amigas le insistía que se hiciera la prueba de embarazo y, tanta fue la insistencia, que accedió.  El resultado dio positivo.  Incrédula fue al ginecólogo, que le hizo un sonograma y confirmó que tenía 18 semanas de gestación, o sea, estaba embarazada desde antes de la operación.  La bariatra, por su experiencia médica, le dijo que  no se ilusionara con el embarazo, pues entendía que no se iba a lograr, pero donde la ciencia termina es que Dios comienza a obrar.  Hubo dos ángeles que creyeron que el milagro era posible.  El ginecólogo la refirió a un perinatólogo y entre los dos le ayudaron a salvar su embarazo.  “Tuve que cambiar mis dietas,  pues tenía que consumir más calorías y comía cada hora”, relató sobre su vivencia.  Además, la cantidad de vitaminas que debía ingerir era el doble porque ttomaba las que necesitan los pacientes bariátricos más las prenatales.

Su sueño de rebajar no se detuvo, durante el embarazo rebajó 100 libras. Finalizó su estado de gestación con la llegada de una niña que nació completamente saludable.  Luego del embarazo rebajó 100 libras más.   La niña tiene un año y medio, y “es la luz de mis ojos”.

Jessica logró dos metas muy importantes para ella y se ha mantenido.  “No me arrepiento en ningún momento de haberme operado. De no haber sido así, el embarazo hubiese sido de alto riesgo y quizás ninguna de lasdos hubiésemos sobrevivido”, indicó.  “Ahora puedo correr con la niña sin cansarme, llevo una vida más feliz y más completa, pues soy libre”, finalizó Jessica.

Por su parte, Yadira Negrón se operó hace 3 años, con las mismas motivaciones que Jessica. De 406 libras bajó a 222.  Un año y medio después de la operación llegó la bendición que esperaba, también quedó embarazada.  “Mi ginecólogo quedó asombrado, él me había dicho que se me haría casi imposible quedar embarazada por tantos años siendo obesa mórbida y todos los problemas que tuve”, compartió.  La emoción que sintió fue indescriptible. “Cuando abrí aquel sobre de laboratorio, mi corazón se me quiso salir del pecho”, relató.  Al llamar a su esposo para darle la noticia compartieron “lágrimas de felicidad”.

El proceso de gestación fue distinto al de Jessica.  “Debo admitir, de todo corazón, que no lleve dieta, todos me complacían y me descuidé muchísimo, aumenté más de 50 libras”, confesó.  Los primeros cuatro meses de embarazo fueron complicados, ya que su sangre era factor negativo y el bebé salió factor positivo. “Tuve síntomas de aborto hasta que fue encontrada la causa y con una vacuna me lo controlaron, después de eso, fue hermoso (el embarazo), me lo disfrute al máximo”, dijo Yadira, quien también tuvo una niña saludable.  Luego del parto comenzó a rebajar y ya le faltaban 15 libras cuando su vida dio otro giro y su historia cambió.  A los nueve meses de haber dado a luz comenzó a sentir síntomas similares a su primer embarazo y no se equivocó, al momento de la redacción de este artículo, tiene varios meses embarazo.  Desde la operación el reto mayor que ha tenido es mantener el peso y aunque admite que no es fácil, “pero no me quejo porque para mí esto ha sido un milagro tras otro”.

Yadira dice que “la cirugía bariátrica es un cambio del cielo a la tierra en la vida de una persona y ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida porque gracias a ella hoy día he cumplido el mayor de mis sueños, ser madre”, expresó.  Esta joven mujer sigue enfocada en su meta y vive con la emoción de verse, mientras pasa el tiempo, en ropa de tallas más pequeñas. “Es un sacrificio, pero vale la pena”, concluyó.

Las vidas de estas mujeres tienen historias distintas, un mismo sueño y un final feliz.

Nota de la editora:  Agradezco a Jessica y Yadira el que hayan compartido su historia.  Este es el primer artículo sobre vidas transformadas gracias a la bariátrica.

17 comments on “Dos historias... un deseo”

  1. Historias que inspiran... ¡Me encantó Eli!
    Se muy poco de la operación, pero por aquí los médicos la recomiendan como una nueva oportunidad..
    Espero que pronto salga la ley en tu país
    Besotes 🙂

    1. Lau: en Puerto Rico hace como 10 años que se realiza la operación, el problema era que los planes médicos (no sé cómo le llaman en Argentina) no querían cubrir los gastos de la operación. Finalmente algunos planes la están cubriendo, algunos ponen muchos obstáculos, pero poco a poco se ha ido creando conciencia del problema que representa la obesidad mórbida.

  2. Siempre he admirado a las personas que se proponen un ideal y van a por él con todas las consecuencias.

    estimulante publicación, vuelvo a decirte que tienes un blog muy interesante y de buena vibra.

    1. Muchas gracias por tus palabras, sin duda, las personas que luchan por sus sueños son dignos de admirar, aquí tenemos dos buenos ejemplos.

  3. Lo peor que puede pasarte en la vida es ser rehén de tu propio cuerpo y no poder mandar sobre, impidiéndote sentirte feliz o por lo menos no sentirte desgraciado.
    Pues ver que no eres capaz de vestirte solo,que te cuesta coger algo del suelo,que eres incapaz de levantarte del sofá,que no puedes subir escaleras,que te ahogas cuando caminas,porque de correr y a ni hablamos ,es como ir muriéndose poco a poco,por eso lo mejor es practicar algo de ejercicio por tonto que sea caminar media hora y ver que a lo mejor al principio te cuesta pero que poco a poco lo dominas y no te casa te hace creer en ti mismo,o hacer pesas y ver que poco a poco te cansas menos y eres capaz de levantar más,si estas falto de autoestima hacer ejercicio te ayuda a creer en uno mismo y así a sentirse mejor con uno mismo y con los demás.

    1. Alan: puse un enlace en el primer párrafo del artículo que te lleva a la definición de lo que es la cirugía bariátrica. Hay distintos procedimientos, pero el propósito principal es reducir el tamaño del estómago, de manera que el paciente obeso pueda ingerir entre dos a tres onzas de alimento, lo que le permite llegar a su peso saludable.

  4. Espectacular!!! Me encanta TODO lo que escribes, pero este tema en especial, me llega mucho, con esa finalidad me opere, esperando en Dios el momento indicado, ya en mi peso ideal, aun me faltan 7 meses para los 2 años de operada que es lo recomendado, asi que me preparare para mi milagro. Un abrazo Elizabeth.

    1. Sé que el tema es de gran interés para muchas mujeres y aún para los hombres. Tú conoces muchas historias de éxito y la tuya es una de ellas, claro que pronto vendrá tu milagro. Ya me habías dicho que visitabas mi blog, pero me alegra que dejes tu comentario, sabes que puedes aportar a los temas cuando quieras y bienvenidad oficialmente.

  5. ES UNA OPCION AUNQUE LO MEJOR ES TRABAJAR EN UNO MISMO, ES DECIR, EN EL PROBLEMA... Y QUE NO ES LA OBESIDAD SINO UNA DE UN MONTON DE RAZONES QUE NOS HACE COMER EN EXCESO. AUN ASI, ES UNA BUENA SOLUCION CUANDO LA SALUD ESTA EN RIESGO Y NO DEBERIA EXISTIR DEBATE ALGUNO SOBRE SU APLICACION (LOS QUE EXISTEN SON MOTIVADOS POR EL DINERO, SEA PARA NO PAGAR LOS GASTOS DEL ASEGURADO O PARA SUBIR LOS PRECIOS POR SUPUESTOS RIESGOS EN SALA... SI SON BUENOS PROFESIONALES A QUIENES IMPORTA LOS DEMAS. NADA PASARA).
    DE CADA COSA QUE HACEMOS, SI APRENDEMOS ALGO, ES BUENO PORQUE NUESTRAS VIDAS SE CONSTRUYEN CON EXPERIENCIAS, Y EN MENOR PORCENTAJE CON TEORIAS.

  6. Una buena opcion para la obesidad morbida, aunque como todas las cirugías con lleva su riesgo también estoy de acuerdo, en que la atención psicológica es imprecindible, para encontrar el origen del desorden alimenticio.

    Nota: a veces no te sigo como me gustaría y tardo en venir a leerte, por que la red a la que comunmente me conecto, no me permita abrir tu blog, existe algo en tu blog, que hace que la red me restrinja el acceso, aun no se que es :(, a todos lo demás blogs tengo acceso... bueno ahora que lo pienso, hay otro al que no.
    Saludos Eliza 🙂

    1. Hola Candy: estamos de acuerdo que el proceso para combatir la obesidad mórbida requiere un equipo multidisciplinario que debe incluir ayuda sicólogica.

      En cuanto al problema para acceder el blog, no tengo idea de qué puede pasar 🙁 espero que se pueda resolver. No sé si te registras para recibir los escritos por correo electrónico se te hará más fácil para leerlos. Saludos!!

  7. Muy buen articulo y de mucha motivación para quienes deseamos hacernos la cirugia y tenemos tantas dudas sobre un embarazo despues de la operación.

    1. Zilma: bienvenida a este espacio, me alegra que el artículo sea de motivación y que puedas ver que sí se puede. Éxito!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Suscríbete a nuestro
Listado de Correos

© Todos los derechos reservados. Más que vivir. Profa. Elizabeth Vargas
envelope linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram