Con la maleta llena

Un viaje representa la oportunidad de conocer un nuevo destino, de salir de la rutina y las presiones del diario vivir. Hacer la maleta es parte del inicio de esa aventura. ¿Qué guardamos en la maleta? Llevamos artículos de primera necesidad, de higiene personal, ropa, zapatos, un “kit” de primeros auxilios y muchas cosas más, algunas de ellas que no son necesarias para la travesía. Quizás sería bueno pensar qué criterios utilizamos para seleccionar lo que vamos a llevar. Sin embargo, en ocasiones el viaje es sin retorno. Dejamos el lugar donde crecimos para enfrentar nuevos retos. Ahí la maleta la empacamos de forma distinta. Más allá de lo que necesitamos para vivir, llevamos una maleta emocional donde colocamos los sueños, la esperanza y nuestras ganas de triunfar.

viaje maletasAhí también guardamos los recuerdos y las experiencias vividas y nos llevamos a nuestros seres amados. Porque no importa al lugar donde nos dirijamos hay cosas que siempre estarán con nosotros, pues son parte de nuestra esencia. La vida no estaría completa si las dejamos atrás. Asimismo existen otras que no nos permiten avanzar.  Hay algunas cosas que harán del equipaje uno pesado e imposible de cargar. Por eso es bien importante reconocer qué no nos hace falta. Y no hablo de cosas físicas, me refiero más bien a las emocionales, a las que son intangibles. En la mayoría de los casos, son las más que pesan. Recuerdos que nos producen dolor, resentimiento, malas costumbres, coraje y desolación. Experiencias negativas que nos pesan. ¿Qué sacamos con cargarlas?

La maleta que llevamos en el viaje de la vida requiere que sea liviana, que nos permita avanzar. Además, debe tener espacio libre para incorporar nuevas experiencias. Así que busca tu maleta, verifica qué estás guardando, piensa en qué te beneficia. Haz una lista y ve descartando aquello que no contribuye a tu viaje. Comienza por lo que sea más pesado y que no haga falta. Pueden ser vivencias dolorosas, relaciones conflictivas, emociones destructivas, actitudes y pensamientos negativos. Sácalo fuera, quémalos y asegúrate de que desaparezcan por completo. Cuidado con lo que llevas en tu maleta, deja espacio para la felicidad.

Anuncios

2 comentarios en “Con la maleta llena

¿Qué piensas del tema? Escribe aquí tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s