Detrás de las etiquetas

Portrait of Happy Family In Park“Eres gorda, bruta, animal”. “Todo lo haces mal, no eres como tu hermano”. Son muchas las frases que pueden resonar en tu memoria. Puede que hayan germinado en ti desde la infancia y no se hayan podido eliminar. Me refiero a las etiquetas, a esas descripciones de lo que supuestamente somos. Y no se trata solamente de la niñez, en cada etapa de la vida se añaden unas nuevas y van calando hondo en nuestro ser.  Ya en el pasado he hablado de la etiqueta que arrastré por muchos años y que sin querer la abracé de tal forma que se convirtió en una realidad. Se trató de “eres gorda”, aún en momentos en que realmente no lo era. Me lo creí a tal punto que no solo llegué a ser gorda, sino que tuve la desgracia de vivir con obesidad mórbida y todo lo que eso conlleva.

Asimismo hay muchas personas que hoy día siguen arrastrando las etiquetas que les atribuyeron desde niños. Esas que laceraron la autoestima y le impusieron limitaciones que realmente no existían. Lamentablemente la mayoría de esas etiquetas fueron puestas por personas muy significativas en nuestras vidas, principalmente por la familia y los llamados amigos. Eso lo hace más doloroso. Fueron gotitas de agua que penetraron en la roca hasta que hicieron el hoyo. Ya es hora de arrancar esas etiquetas, de eliminarlas por completo. Comienza a llenar el hoyo con descripciones positivas. Sustituye todo lo negativo por tus virtudes y cualidades. Seguramente hay muchas cosas que sabes hacer bien. Enfocarte en las etiquetas negativas te roba la oportunidad de crecer, te hace ver limitaciones y defectos donde no los hay.

¡Cuidado con repetir esas malas conductas! Hay que desaprender lo que no nos enriquece. Muchas veces terminamos haciendo con otros lo que no nos gustó que nos hicieran. Particularmente con los niños y los llenamos de heridas y dolor. Tú puedes hacerlo diferente. Destaca constantemente lo positivo y aún lo que parezca negativo conviértelo en oportunidad de crecimiento, háblalo de forma que ayude a construir y no a destruir. Detrás de las etiquetas hay mucho dolor que debe sanar para que podamos ser mejores personas, amarnos por lo que realmente somos y de esa manera dar amor a los demás.

Anuncios

2 comentarios en “Detrás de las etiquetas

¿Qué piensas del tema? Escribe aquí tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s