¿Dónde está tu niño(a)?

La inocencia con la que viviste, la pasión que experimentabas al realizar actividades sencillas y la ilusión que provocaba el solo hecho de despertar, no tienen que morir.

La creatividad que te llevaba a hacer “de tripas, corazones” y la felicidad que provocaba ese viaje a lo fantástico e inimaginable, no tienen que desaparecer.

Cada sueño que dejaste pasar y cada deseo que no supiste conquistar, aún están ahí. La vida es más que vivir, no podemos pasar por ella simple y llanamente tratando de existir.  Es hora de retomar esos pensamientos que en la infancia servían de motor para continuar el crecimiento y nos llenaban de esperanza ante el futuro incierto.

La pregunta es: ¿dónde dejaste al niño o la niña que había en ti? ¿Qué hiciste con él o con ella? ¿lo(a) encerraste y no le permites salir?  Puede que en el proceso de desarrollo tuviste que asumir responsabilidades que no correspondían a tu edad o simplemente te enfocaste en asuntos que considerabas importantes, pero te olvidaste de aquellos que realmente eran vitales.

Durante la infancia vivimos soñando en lo que será, en lo que vendrá, en alcanzar lo que parece imposible y en esos sueños no existe la opción de rendirse.  Mientras vamos creciendo nos encontramos con muchos tropiezos, con personas que se dedican a quitarnos la motivación de completar lo que queremos y nos etiquetan, nos menosprecian.  Resulta que a veces, aún inconscientemente, nos ponemos barreras que son el resultado de lo que alguien pronunció para detenernos.  En ocasiones, son los que más amamos, hasta la familia, los que buscan todas las excusas y detallan solamente lo negativo de lo que quieres lograr. Tal vez lo hacen porque piensan que es mejor “tener los pies en la tierra”, que te evitarán sufrimientos, pero no se dan cuenta que te cortan las alas y no te dejan volar hasta llegar a conquistar tus sueños.

Mira a ver dónde dejaste al niño o la niña que con tantas ilusiones creció, retoma cada deseo, examina lo que realmente llena tu vida y tu corazón. No permitas que lo que Dios pensó para ti se quede en puros pensamientos.  Acciona, hoy es el mejor día para volver a soñar y empezar a trabajar para que esos sueños se hagan realidad.

Anuncios

19 comentarios en “¿Dónde está tu niño(a)?

  1. Laura, Víctor, Maribel, Enriqueta y Gaviota, gracias por sus comentarios y aportaciones, recuerden que todos pasamos por procesos de análisis para ver dónde dejamos al niño o la niña cargado(a) de sueños y poder retomarlos, nunca es tarde. Un abrazo para todo(a)s!!

  2. Hola bonita, pues mira yo a esa niña la perdi tan pequeña que no recuerdo ni donde ni como…pero la echo de menos muchas veces
    Un beso Eli
    muaskk

  3. Hola:
    Ya creía que no escribirías nada más. He pensado en ti en muchas ocasiones jejeje. Mi primera seguidora es muy especial.

    Tu entrada es un reflejo de mi vida. Siempre soñando, queriendo conquistar nuevos mares y tierras lejanas. Lo malo de eso, es que, como dices, hay mucha gente que intenta que no lo hagas y si no son ellos. Pues la misma vida lo intenta.
    Muchos sueños los he conseguido pero hay uno en especial, que se me resiste y que debí trabajar más duro. Se que el señor quiere eso de mi pero, a veces no entiendo su mano. Me desconcierta.

    Un saludo amiga.

    • He tenido un mes muy fuerte de trabajo, pero poco a poco iré regresando, ni siquiera tenía tiempo para poder actualizar el blog y sé que les debo muchas visitas a mis grandes amigos blogueros, gracias por tus palabras!! Seguiré escribiendo, es mi pasión, un abrazo!

  4. Cuantos comentarios nos fueron cortando las alas a lo largo de los años. No importa, como tú dices, debemos valorarnos desde nuestra perspectiva de adultos y recobrar la ilusión.
    Maribel

  5. Qué bonito Eli! me ha encantado! sobre todo porque yo ahora estoy en un proceso de búsqueda de lo que quiero hacer… creo que hay que mirar de vez en cuando atrás para acordarnos de lo que queríamos hacer de grandes cuando eramos niños,eso nos dirá muchas verdades, porque nosotros somos nuestros mayorsaboteador
    Precioso post! me ha encantado!

  6. Querida Ana, gran verdad, el balance es fundamental. Besos también para ti, la semana que viene me pongo al día para visitar todos los blogs de mis queridos amigos, entre ellos el tuyo.

    José, querido amigo, nunca es tarde, quizás el niño de desilucionaría de ver dónde quedaron sus sueños, pero esos deseos aún están, solamente hay que despertarlos, y mientras hay vida, hay esperanza, te animo a que encuentres al niño, un abrazo!!!

    Stella: así es, todos los extremos son malos, pero como bien dices no podemos perder la capacidad de asombro ni la alegría de disfrutar las pequeñas cosas.

    Hola Carla, que bueno verlos a todos de regreso, andaba media pérdida, pero aquí estoy sacando la niña y continuando con mis sueños. Sé que es difícil ante tanta complicación de la vida, pero sí, hay que sacarlo a pasear. Besos también para ti.

  7. Perder al niño que todos tenemos dentro, muchas veces se hace lentamente sin darnos cuenta. Ahora que hay personas que son eternos niños, o adolescentes, que no ven la realidad que nos rodea. Tan malo un ejemplo como otro. Por eso para mí es tan importante rodearme de niños de jóvenes de personas que ven la vida desde diferentes ángulos. No hay que perder la capacidad de asombro, el goce de las pequeñas cosas.
    Un abrazo.
    Hasta pronto.

  8. Sé que está dentro de mí, querida amiga pero lo he escondido tan bien que a veces ni yo mismo doy con él; son malos tiempos para que los ojos del niño que fuimos sean testigos de en que se ha transformado esa vida que veían tan bella.

  9. Es que por desgracia nuestro modo de vida nos va apagando la ilusión y ese niño que fuimos. Sólo hay que encontrar el equilibrio, cosa terriblemente dificil. Besos
    Ana

  10. Definitivamente creo que muchos han perdido ese niño/niña que todos tenemos dentro. Los niños son tan espontáneos, tan creativos y llenos de tanta ilusión y tristemente cuando vamos creciendo a veces las situaciones o presiones de la vida nos hacen que escondamos ese niño/niña interior, tenemos que re enfocarnos y volver a despertarl@ y comenzar a buscar nuevamente esos sueños que teníamos.

    Excelente tema !

    • Gracias por tus palabras y por tu aportación al tema, estoy completamente de acuerdo, los sueños no se pueden dejar perder.

  11. ¡Saludos! este tema es algo a lo que tengo pánico, no quiero que los años me quiten la ilusión. espero poder siempre llevar ese niño conmigo. si perdemos la ilusión la vida pierde sentido, ¡así que quien haya perdido su niño que se ponga a buscarlo! 😀 jaja

    • Hola José Felipe, pues mantente así porque si perdemos al niño interior, sin duda perdemos el sentido de vivir. Saludos!!

¿Qué piensas del tema? Escribe aquí tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s