Una guerra sin tregua: ¿gorda o flaca? (2da parte)

¿Cuál es el problema?

Mirarme al espejo no me producía ni alegría ni tristeza. Yo conozco mi valor, ya lo he explicado anteriormente, mas en lo profundo de mi ser no estaba satisfecha con mi peso.  A veces prefería no tener que enfrentarme a la Elizabeth que se reflejaba en el espejo, pues no era yo, no la que había conocido. Gracias a la obesidad mórbida, usaba ropa que no me gustaba.  Todo mi conocimiento en conducta humana no me exime de ser una mujer con emociones, sentimientos y también sufrimientos.  La obesidad aunque no determinaba lo que yo era y ni lo que soy, no era parte de mí. Estaba atrapada en un cuerpo que no me pertenecía.

¿Cuándo llegué a ese peso? ¿Por qué o para qué rebajar? ¿Qué me provocó la obesidad? Son algunas de las preguntas que intentaré contestar en esta parte de la serie Una guerra sin tregua: ¿gorda o flaca?

De niña fui algo gordita, de adolescente era flaca, pero por la forma de mi cuerpo, y las proporciones de mis huesos anchos [las caderas particularmente], mucha gente me decía que estaba gorda.  Ahora miro las fotos y veo la estupidez de creer en lo que los demás dicen de ti. Las personas pueden repetirte tanto una etiqueta que terminas por aceptarla. Sin embargo, no puedo precisar con exactitud cuando me convertí en una obesa mórbida.  Luché varios años con el sobrepeso, pero sé que todo comenzó cuando me casé en el año 2001 e irónicamente se fue con mi divorcio, aunque no está relacionada una cosa con la otra.

Entonces, la lucha con el peso inició hace como una década atrás, aunque antes de eso ya había comenzado a intentar varias dietas para mantener la línea y estar en forma. La palabra que mejor describe lo que hay en la mente de un obeso es guerra, porque la batalla no es solo con el peso, sino también con los comentarios de la gente, las burlas, humillaciones y tantas situaciones que conlleva la gordura.  La mala alimentación, no comer las veces que se requieren al día, comer muy tarde en la noche, no beber agua suficiente y comer para calmar la ansiedad pudieron ser algunas de las razones que contribuyeron al problema.

Mi salud se estaba deteriorando. De momento no podía caminar por mucho

Elizabeth – marzo 2011

tiempo, estar de pie era un verdadero sacrificio, me fatigaba por todo y el asma no se quería ir.  Precisamente, esa condición afectaba más mi peso, pues la cortizona [tratamiento médico] me hacía engordar por la hinchazón que producía.  Recuerdo mi última hospitalización en diciembre del 2010, esa fue la que me llevó a un peso que jamás imaginé.  Incluso, ahora miro las pocas fotografías que me tomaban en las actividades de la Oficina  y no puedo creer que yo estaba así. Realmente no me percibía de esa manera y las personas cercanas a mí, aunque sabían que estaba gorda, tampoco podían ver la proporción de la condición.

Desde los 23 o 24 años padecía de la presión alterial, el año pasado descubrí que también tenía apnea del sueño, todas condiciones médicas que se agraban por la obesidad y que podían llevarme a la muerte prematuramente.  Entonces, rebajar no era una opción, se convirtió en una obligación, lo tenía que hacer si quería tener calidad de vida y vivir más.

Cambiar mi vida fue una decisión difícil, me tomó dos años aceptar que ya lo había intentado todo y volvía a recuperar las libras que perdía. Tenía un

Elizabeth – marzo 2012

problema y se llamaba obesidad mórbida. Mi cita con la nutricionista (dietista) a mitad de junio de 2011 fue determinante.  Comencé a comer seis veces al día, tres comidas y tres meriendas, y a tomar mucha agua.  La cena la sustituí por una batida de proteína y comencé a ver los resultados de inmediato, bajaba como 10 a 12 libras por mes.  En diciembre ya había bajado mis primeras 71 libras y me sentía muy bien de salud, así lo reflejaban los análisis médicos.  Pues estos procesos tienen que estar supervisados, no se puede bajar de peso así porque sí.  Pero la guerra continúa y poco a poco iré contando más de lo que he vivido.

Esta es la segunda parte de la serie Una guerra sin tregua: ¿gorda o flaca?, puedes leer la primera parte en la publicación Comienza la travesía.

Anuncios

32 comentarios en “Una guerra sin tregua: ¿gorda o flaca? (2da parte)

    • Busca ayuda, comienza con la parte emocional. Si tienes depresión lo ideal es ir al siquiatra y al sicólogo. Luego puedes comenzar con una nutricionista. Si tienes obesidad mórbida, puedes evaluar la cirugía bariátrica. Busca ayuda, tú puedes salir de ahí.

  1. fui una gorda toda mi vida vivi todo lo escrito anteriormente, luche, estudie, pero nada era suficiente. llegue a pesar 120 kilos. tuve la maravillosa oportunidad de operarme de bay pass ahora despues de nueve meses peso 65 kilos, mi vida a dado un giro, por fin ya no hay ninguna dolencia fisica y lo mas importante me siento mas feliz . no por ser flaca sino por que el que es gordo sabe lo que se SUFRE.

  2. Pingback: Ejemplo para difundir y apreciar | SER NOSOTROS MISMOS · www.Victor.pe

  3. Me han encantado tus articulos sobre la obesidad 1 y 2….me identifico mucho aunq realmente no tengo la misma suerte de poder tener éxito en mi lucha. Te ves estupenda y me alegro que estés bien de salud…xoxo DTB Denisse

  4. Gracias a todo(a)s por sus comentarios, felicitaciones y palabras de motivación. Algunos de los puntos que ustedes plantean, o quisieran abundar los estaré contestando en mi siguiente escrito con relación al tema. Un abrazo!! Ahh y bienvenido(a)s a los que escriben por primera vez: Ivelisse, LaBori, lababydezion y Denise, espero que sigan pasando por este espacio que también es de ustedes y dejando sus opiniones sobre los temas.

  5. De todas las cosas que te he leído esta es la que me resulta más interesante Eli: cómo cogiste “el toro por los cuernos” como se dice en mi tierra y ahora cuentas tu historia. Es para que te sientas muy muy orgullosa de ti
    Vivimos en una sociedad en donde la apariencia es muy importante, es algo objetivamente innegable, no por eso positivo, y por ello es muy muy complicado permanecer inmune a eso, y no deja de ser injusto por todo lo que significa, la gente vale por lo que es y la obesidad puede llegar a ser un problema de salud como te pasó a ti
    Hay algo que me produce curiosidad de tu relato: estás segura que tu matrimonio no tuvo nada que ver en tu obesidad?? a mí me parece muy curioso que cuentas que tus problemas de gordura empezaron y terminaron más o menos con tu matrimonio… yo creo que el cuerpo físico refleja lo que pasa en el interior, de una forma u otra. Bueno, es una simple observación
    Un abrazo

  6. Estoy contigo en tu comentario lababydezion. Muchas veces la gente hace comentarios que te destrozan. Yo llevo desde el 2009 tratando de hacerme el bypass gastrico y siempre he tenido un obstaculo, desde problemas con el plan medico hasta que mi doctor primario no me quiere ayudar. Muchas personas me han dicho que quizas Dios no quiere que yo me haga tal cirugia pero yo digo que si me pongo a pensar en eso nunca haria nada en mi vida, tengo que ser positiva y pensar que es por mi salud que lo quiero hacer, soy muy joven como para estar con tantos problemas debido a una sola cosa: la obesidad. Y mi pregunta es, si yo tengo las ganas, la decision tomada de hacerme una cirugia tan grande porque me han fallado todas las otras formas de bajar de peso y ahora es el medico que no me ayuda como lo logro?????? Esto es algo que me deprime mucho porque yo quiero operarme para poder terminar con tantas molestias en mi cuerpo, tengo 30 años y mi salud puede verse peor, ya no aguanto estar de pie ni una hora, me dan muchos dolores musculares, presion alta, taquicardia e irregularidades menstruales que me tienen loca porque ojala fuera ausencia del periodo, todo lo contrario es en exceso. Y estoy en una situacion que por mi misma no puedo bajar. Hace un año estuve en un gym y comiendo saludablemente a cada 2hrs y en 6 meses solo baje 5 libras y eso fue tan frustrante que lo deje, le comente a mi medico esta situacion y me dijo que eso era bueno cosa que me frustro aun mas porque yo se que eso no es asi. Yo nunca habia sido obesa, comence con la obesidad cuando entre en la universidad y cuando veo mis fotos de antes me pongo a llorar porque no he tenido hijos como para pensar que mi sobrepeso se debio a eso. Ya no salgo de mi casa porque ninguna ropa me queda bien y aparte que me canso muchisimo de los pies y mi espalda y aparte la respiracion se me corta. Me he hecho muchos analisis de sangre y todo esta funcionando bien. Es un problema y se por lo que pasaste Elizabeth, te felicito por tus logros y sigue hacia adelante y Dios te bendiga siempre.

  7. La verdad que las peores bombas en la guerra de la obesidad son los comentarios “que te paso ” o “por que no haces ejercicio ” o “por que no te pones a dieta ” o ” deberia comer menos ” cuando todas las personas piensan que tienen la solucion a tus problemas de obesidad, cuando solo tu sabes lo que se siente vivir en un cuerpo que no te pertenece nadie sabe lo que una persona obesa pasa por que hay veces que no se come tanto y se ejercita y aun asi no pasa nada .Yo la felicito por haber ganado la batalla contra la obecidad es larga y dolorosa pero la gano que alegre!!! Que Dios la bendiga y le siga dando fuerzas!

  8. Me da mucho gusto que hayas mejorado tanto tu salud y tu peso Eli. De repente uno habla mucho sobre el sobrepeso y las lonjitas de más o de cosas superficiales como no poder ponerse un bikini, pero hay que estar conscientes de que el sobrepeso no es solo una cuestión estética, sino que hay que combatirlo por que puede deteriorar en gran medida nuestra salud.

    Actualmente una persona muy cercana a mi sufre este problema y me preocupa mucho, le compartiré tu historia y espero le llegue como a mí 🙂

    Un abrazo!

  9. Lo que mas me gusta es ver que las decisiones las tomaste por ti misma…que la opinión de los demás dejó de importarte..que te pusiste en manos responsables…y sobre todo que ha ido bien…y que tu esfuerzo ha sido recompensado….
    Un fuerte abrazo profa…y enhorabuena…muakkkkkkkkkkkk con alitasssss

  10. “Veo la estupidez de creer en lo que los demás dicen de ti. Las personas pueden repetirte tanto una etiqueta que terminas por aceptarla”. Esto que dices afecta a mucha gente y debemos verlo en dos sentidos: 1) Valorar si hay algo de verdad y si debo y puedo cambiarlo. 2) Tener cuidado con nuestros comentarios hacia los demás, podemos hacer sufrir mucho.
    Me alegro que encontraras el camino a la sanación.
    Besitos
    Maribel

  11. Oi elizabeth , tua coragem reflectida na sua batalha ao decidir entre a vida e a morte subita me anima bastante e me fortaleça , pois tenho um problema não de obsedidade ………………e preciso muito de força e coragem com a tua por isso não me canso de ler seu bloc

    Denise Figueiredo apartir de Angola provincia do kuanza sul

  12. Cuando se sabe sobrellevar una guerra, sea contra en éste caso esa morbidez, una efermedad, un vicio como el alcohol, el juego, la droga, y se logra un resultado. Es porque la meta estaba definida, la senda bien trazada.
    Nadie tiene que mirar es los espejos de los otros, no vivimos en el palacio de Versalles, donde la imágen se repite mil veces, y todo es dorado.
    Tu blog, enseña que se puede, por más difícil que parezca…
    Un abrazo.
    Hasta pronto.

  13. Mi más sincera enhorabuena. No por adelgazar sino por luchar por ti misma. 😀 No creo que el valor de una persona resida en su peso corporal, para mi es su espíritu el que la define. Te veo hermosa, simpática, sonriente y agradable en ambas fotografías.
    Aunque también reconozco que nos agradable ser consciente de que el sobrepeso te esta perjudicando no solo físicamente sino químicamente. Por eso de nuevo enhorabuena.

  14. Me sobrecoge el corazón tu relato Elisabeth. En serio. Es increíble tu coraje para afrontar algo que muchas personas no consiguen.

    Particularmente me cabrán mucho los estereotipos y más todavía en la salud de las personas. Los famosos y modelos hacen mucho, mucho daño a la sociedad e imbullen a jóvenes en una locura por su cuerpo, cuando no lo necesitan.

    Aprender a aceptarse es un acto de fé en uno mismo. Pero en un caso como el tuyo, estaba muy claro que tu vida corría peligro.

    Por otra parte, comentarte que yo mismo, he visto como una chica risueña y alegre, con ganas de vivir. Se introdujo en esto de las dietas sin una necesidad excesiva, y hoy por hoy, esto ha destruido su matrimonio y la ha convertido en una persona sombría y sin ganas de vivir.
    Las dietas no son cosa de risa, y me enoja cuando los famositos o las revistas las sacan a la luz como si fuera algo inocente.

    Un saludo amiga.

    • Gracias por tus palabras Fauno, tienes razón en que los medios de comunicación afectan la percepción de la gente en cuanto a lo que debe ser el peso ideal y todos los extremos son malos. Saludos también para ti!!

  15. Hay que adelgazar pero por slud, para evitar problemas cardiovasculares y de huesos. No pasa nada porque sobren unos kilitos. Lo malo es que nos causen problemas en nuestra salud, entonces es cuando hay que poner remedio. Besitos
    Ana

  16. Fabuloso aporte, sobretodo porque es una experiencia real y sincera. Te Felicito y te deseo éxito total. Ahora soy yo quien necesita aprender de ti.

    • Muchas gracias por sus palabras Mrs. Meléndez!!! Espero que mi experiencia sirva de motivación a muchos y que vean que se puede, no es fácil, pero tampoco es imposible.

  17. Te ves hermosa ! Todo esfuerzo por dificil q parezca, a corto o largo plazo, rinde frutos. Dios nos da sabiduria para entender q nuestro cuerpo es su morada y que como tal, tenemos que cuidarlo. Bien por tu salud fisica y bien por cuidar tu alma !!! Saludos !!!

    • Gracias por tus palabras Omar y bienvenido a este espacio. Definitivamente tenemos que ser buenos administradores de nuestros cuerpos y cuidarlos. Eres bienvenido a leer y comentar las veces que gustes. Saludos también para ti!

  18. Es una de las mejores guerras que vas a librar porque vas a ir mejorando con mucha velocidad y Vivirás mejor y mejor.
    Ninguna guerra es bonita pero valen mucho porque las recompensas son inmensas, sobretodo para el espíritu.

¿Qué piensas del tema? Escribe aquí tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s