Una guerra sin tregua: ¿gorda o flaca?

Comienza la travesía

Hace un poco más de dos años que comencé a escribir sobre este tema, pues me tocaba de cerca, lo estaba experimentando en carne propia. Fueron muchos años de intentar dietas, bajar de peso y recuperar el doble de lo perdido.  Factores de salud y tratamientos médicos afectaban aún más mi deseo de llegar al peso ideal.  Realmente estaba cansada de las presiones de las personas a mi alrededor cuando inicié la serie que les comparto.

Los artículos de los que hablo formaron parte de un cuestionamiento real: ¿Gorda o flaca?… ¡el gran dilema!  En esta vida no se puede complacer a la gente, o estás muy gorda o estás muy flaca, pero nunca estarás bien para los demás. Aquí te incluyo los enlaces para que puedas leer un poco de esa lucha que viví y sufrí.

¡Quiero ser flaca, pero no tengo dinero!

¡A dieta toda la vida!

Tras el cuerpo perfecto

Una obsesión contraria a la corriente

Siempre supe que el peso, la estatura, mi apariencia física ni mis circunstancias determinarían mi valor, lo que realmente soy, pero estamos en una sociedad cruel que discrimina, se burla y te humilla por esas libritas de más que llevas en tu cuerpo.

Inconsientemente todo eso va a trabajando en ti y cuando despiertas tienes una depresión mayor.  Como consecuencia prefieres no salir de tu hogar, no compartir, que nadie te mire, que no te presionen más. Yo me cansé de que me dijeran “qué cara linda tienes, si bajaras de peso”.  También de que la gente insistiera que los gordos quieren ser gordos porque no tienen fuerza de voluntad o no hacen lo correcto para bajar.

En junio de 2011, luego de una hospitalización por asma en la que la cortizona me afectó mucho llegué a un peso que jamás imaginaría y tomé varias decisiones que iré compartiendo en esta serie de escritos que inicia hoy.  En esta parte lo que quisiera es decirte que nadie que no haya vivido la obesidad mórbida puede conocer las emociones que experimentan los que día a día luchan en una guerra sin tregua, el llegar al peso ideal.  Además, cada caso es particular, lo que funciona para unos no necesariamente hará efecto en otros.

¿Cómo inició mi travesía? La primera recomendación es buscar ayuda profesional de un nutricionista, un internista y si es necesario un sicólogo y psiquiatra, ese fue mi caso.  Hoy quiero abrir mi corazón, pero lo haré poco a poco, para que conozcas el infierno que vivimos los que llegamos a tener un cuerpo que no nos pertenece.

[Agradeceré a las personas que me conocen y que saben todo lo que he hecho para bajar de peso que me permitan a mí compartirlo, todavía no quiero revelar todos los procesos, muchas gracias por ser mis cómplices y guardar los secretos.]

Ya está disponible la segunda parte de la serie Una guerra sin tregua: ¿gorda o flaca?, ¿Cuál es el problema?

Anuncios

30 comentarios en “Una guerra sin tregua: ¿gorda o flaca?

  1. ELI !!!!!! siempre te digo lo mismo…..eres un ser de AMOR !!!!! lo transmites en cada palabra y eso es tu obra,tu misión…. Dios Misericordioso elige y obra a través de sus Hijos. Soy obesa mórbida en vías de llegar al camino ( me estoy ocupando de hacer lo pertinente,y me pongo en los brazos del Creador para que no sea otra frustración más en mis 55 años de vida ) . Te saludo desde el fondo de mi SER en el amor del Señor !!! y de admiro y deseo siempre lo mejor !!! gracias por ayudarme en éste camino. Graciela de Argentina——–

  2. Pingback: Ejemplo para difundir y apreciar | SER NOSOTROS MISMOS · www.Victor.pe

  3. Buen escrito. Me agrada q compartas la informacion principalmente para beneficio de los q estamos luchando por salir de ese cuerpo q no nos pertenece. tambien seria bueno q las personas q no han vivido esta experiencia pudieran leerlo y crear conciencia de cuanto lastiman con sus comentarios. Adelante en tu travesia!! Aqui estare esperando el proximo. Suerte!!!

  4. Mi esposa y yo vemos el programa Kilo a Kilo que televisan en Discovery Home & Health los lunes en la noche y la verdad es que es un programa muy motivador.

    Yo soy una persona delgada (estoy entre 61-62 kilos / 134-136 libras) y trato siempre de mantenerme en forma porque he tenido a personas muy cercanas a mi que han tenido complicaciones de salud por causa de la gordura.

    Agradezco que compartas esta serie en nombre de toda persona que tiene algunas o muchas libras/kilos de mas, ya que puede servirles de motivación de que Sí se puede.

    Bendiciones.

  5. Cuando resulta que tu cuerpo se hace dueño de tu vida,y las cosas más sencillas son un reto y un gran esfuerzo para uno, a partir de ese momento es cuestión preguntarse si seguimos así o nos hacemos dueños de nuestro cuerpo,hay un pequeño secreto para el que no quiera hacer régimen,resulta que cuando adelgaza además de agua pierdes músculo y resulta que cuando acabas la dieta,tu peso gasta menos calorías y aunque comas lo mismo puedes engordar ,por eso es recomendable hacer algo de musculación ,no para ser un cachas sino para subir el metabolismo del cuerpo y así gastar más calorías pues los músculos es peso para el cuerpo pero es el que gasta más calorías,cosa que la grasa no gasta energía ,y tampoco suben el metabolismo ,son solo un lastre,y el musculo gasta siempre calorías,durmiendo,sentado,andando,en fin que conservar y crecer los músculos es la clave para que nuestro cuerpo queme más grasas y por más tiempo.

  6. Cuando era niña, siempre estaba enferma, pues era demasiado selectiva con la comida. Mi familia le decia a mis padres: “Esa niña no llega a la adolescencia….si sigue asi, se va a morir”. Era muy pero muy flaquita; siempre se notaban los huesitos de los brazos y las piernas. Era muy enfermiza. A mis 15 años, aunque ya no era tan delgada, mi madre decide pedir a una doctora que atendia pacientes desde los 16 años en adelante, que por favor me atendiera, me mandara a hacer análisis, en sí, pruebas de rutina. Cuando llevé mis análisis de sangre, en proteínas y vitaminas todo decia “low, low, low”, o sea, por debajo de lo normal. Yo odiaba las habichuelas y si no era pechuga, no comia porque el color morado hacia que rechazara la carne, etc. La Dra. me dijo que tenía que empezar a comer carnes y/o granos (habichuelas) porque estaba en peligro con esos resultados. Entonces, como ya era grandecita, empecé a probar de todo y a intentar comer lo que no comia antes, al punto que luego de los 16 años, a mi entender, juzgando por las fotos, ya estaba en sobre peso 😦 Entonces la gente “estas gordita”, entran los complejos, en fin, creo que he tenido peso “sube y baja” en mi vida. Ahora estoy en sobre peso nuevamente, y en realidad entiendo lo que se siente. Todo el mundo quiere decirte que hacer o dejar de hacer, pero nadie esta en tus zapatos para saber como te sientes…. Gracias por escribirnos tu historia, pues se que ayudará a muchos, como yo, que estoy tratando de modificar algunas cosas, dentro de lo que mi economia me permite, pues la situacion economica esta muy baja, y como hemos leido, si quieres ser “flaco”, o buscas aligerar tu metabolismo o haces préstamos para lograrlo…

  7. El título es muy bueno, sobre todo porque los flacos también sufren. Cuando estaba en la universidad estaba bastante delgada, mi papá me regañaba, me decía que no comía y cosas así, aunque la delgadez era por tanto estrés. Me acostumbre a preocuparme por comer a tiempo, por salud, y para tener suficiente energía, hoy día gracias a Dios conservo un peso estable y saludable y me ayudo también practicando atletismo algo que me apasiona mucho. He visto que con una dieta sana y practicando ejercicio regular uno se puede mantener saludable.
    Tu te ves muy bien, una mujer muy linda, tanto por fuera como por dentro. Dios es nuestro amparo y fortaleza en todo, en El encontraras las fuerzas para cuidarte y mantenerte con salud que es lo más importante en cuanto a lo físico.
    Gracias por compartir tu experiencia.
    Un abrazo!

    • Flori, precisamente por eso el título porque sé que la guerra no es solo para los gordos, también los flacos sufren, gracias por compartir tu historia y por tus lindas palabras. Con la ayuda de Dios espero lograr la meta y mantenerme así, un abrazo también para ti!!!

  8. Me encantara saber mas sobre tu tema, se que lograras tus suenos algun dia, tu tema es inmenso, por que se pueden tocar otros temas que surgen de el.

    Eres una supersona con un gran corazon, sigue adelante que Dios tiene grandes cosas para tu vida.

    Aveces no entendemos el por que de las cosas, pero yo creo con todo me corazon, que, todo lo que nos sucede tiene un proposito en nuestra vida, en el momento es duro y dificil porque no logramas entenderlo y en ocaciones nos cuestionamos.

    Eres una inspiracion para muchas personas, tienes un potencial increible,Dios lo hira puliendo poco a poco, para hacer grandes cosas a travez de tu vida.

    Te deseo muchos exitos en tu vida, y siempre manten ese corazon humilde amiga mia, saludos a la distancia………… 😉

  9. Bienvenido sea!! Me parece muy bien que utilices esta vía para contar tu experiencia y que les sirva de ayuda a las personas que pasan por lo mismo. La obesidad, independientemente de la apariencia física es un problema de salud, y debe ser terrible trabajar y trabajar y no lograr el peso deseado. TE estaremos leyendo!

    • Gracias Laura por tus palabras de apoyo, realmente quise abrir mi corazón porque sé que hay mucha gente experimentando lo mismo y no saben cómo enfrentarlo. Un abrazo!!

  10. Es que las personas, al igual que en muchos temas, piensan que pueden opinar sin que se les pida. Aunque nos digan que el físico no es lo más importante, apenas vemos a alguien empezamos el juicio.

    Me alegra mucho que hayas superado ese problema, no tanto por la estética (que también es importante), sino por salud! yo también estoy en ese intento de bajar de peso 😉 espero lograrlo este año!

    • Gracias Bere, tienes toda la razón en tu comentario, te motivo a que lo hagas también por la salud que la belleza exterior llega por añadidura, un abrazo y éxito!!!

  11. Supongo que debe de haber sido una lucha tremenda. Damos tanta importancia a la estética… En mi caso, he luchado toda mi vida por subir de peso; era demasiado delgada. Ahora ya no tengo ese problema y tengo también que vigilar la báscula, cosas de la edad.

    Hace años, siendo muy joven, tuve un trastorno alimenticio y engordé mucho. Sufrí muchísimo no tanto por la gordura, que también, como por no poder controlarme a la hora de comer. La comida me dominaba a mí. Horrible.

    Mucho ánimo, amiga, mucho ánimo. Con la ayuda de Dios, todo es posible. De todos modos, eres muy guapa.

    • Gracias Zambullida por compartir tu experiencia, todos los extremos son malos, lo importante no es ni siquiera el peso, es la salud y esa ha sido mi motivación, claro, como les he dicho a los demás, la parte de la belleza física mejora y quién no se siente feliz de verse bien, jajaja!! Un abrazo!!!

  12. Lo importante es la salud, primero la interior, la del alma y después la del cuerpo. Ser libres frente a los demás lleva tiempo, hay que romper muchas atadiras mentales. Esto que comentas puede ser muy importante para muchas personas que sufren por lo que jamás se debe sufrir.
    Maribel

    • Maribel, claro que sí, la salud en todos sus componentes es importante, pero si una se afecta las otras también se perjudican, por eso es que hay que cuidarlas todas. Espero que muchas personas se puedan sentir identificadas con mi historia, iré compartiendo poco a poco para que vean que se puede alcanzar cada meta que nos propongamos. Un abrazo!!!

  13. Excelente! Hablar desde el corazón es una muestra de un gran espíritu. Indistinto a lo que escribas, esto muestra lo grandiosa que eres y eso es más que toda característica material.
    Es cierto que hay que cuidar el cuerpo porque es nuestra herramienta de conexión con el mundo material, pero lo que llevamos dentro es lo único que importa al Universo; si lo llevamos bien, todo va bien.
    Un fuerte abrazo!

    • Víctor, gracias por tus lindas palabras, creo que entendiste porqué decidí abrir mi corazón y que este proceso es para mejorar mi calidad de vida, mi salud y claro mi cuerpo que es importante. Cuando atendemos nuestra salud en cada uno de los aspectos de la vida todo mejora, te lo puedo garantizar. Te agradezco nuevamente las palabras y un fuerte abrazo también para ti!

  14. Tú eres ya maravillosa de por sí, querida Elizabeth, me lo dice la intuición y el dulce cobijo que encuentro entre tus textos y tus comentarios.
    Querer verse a uno mismo mejor es una aspiración muy noble del ser humano, pero para ello, a veces, hay que hacer sacrificios que, en tu caso, han producido un efecto espectacular.
    Puede ser que haya cosas especificas que hayas tenido que seguir como hoja de ruta, pero no me cabe ninguna duda de la gran fuerza de voluntad que adorna tu férreo carácter.
    Un beso, amiga mía.

    • Gracias José por tus palabras, las acepto con humildad porque sé que Dios me ha dado mucho valor y talentos para compartir. Como le dije a Fauno lo de la belleza exterior llega cuando uno baja de peso, pero mi razón primordial fue la salud física y claro que mejora también la emocional. He luchado por muchos años y esta vez decidí que era definitivo y gracias a Dios lo he ido logrando, ya me falta poco para llegar a la meta que estableció el grupo de profesionales con el que estoy trabajando mi problema de obesidad. Un abrazo y gracias, de nuevo!!!

  15. No es una frase hecha:

    La belleza está en el interior.

    Es una frase que suena muy bien pero, que a las personas que sufren lo que relatas Elisabeth, puede ser una estupidez a su parecer.

    Entiendo tu lucha y de cómo las personas pueden ser unas estúpidas a la hora de dar consejos. Realmente, debes de hacer lo que tu desees y te lleve a la felicidad contigo misma. Si uno no es feliz consigo no puede amar a los demás.

    Por lo que veo Elisabeth, tienes mucho coraje y tus ojos denotan una bellísima persona. Haz lo que tú corazón t dicte pero siempre con cuidado pues esto de las dietas son peligrosas.
    Lamentablemente, cerca de mi he visto como a una persona alegre y sensata. Se ha convertido en una persona seria, triste y sin alegría alguna. Las dietas deben de ir como indicas, de la mano de profesionales.

    Un saludo.

    • Hola Fauno, precisamente la decisión la tomé por mi salud porque siempre me he considerado una persona feliz, incluso si ves las fotos de cuando era bien gorda hay una sonrisa en mis labios que evidencia lo que hay en mi interior. No tengo coraje, no quise transmitir esa emoción, quizás fui un poco fuerte porque muchas personas no entienden lo que se vive con la obesidad y quería ser sincera para que aquellos que lo están viviendo sepan que yo me sentí igual que ellos. Sé que la belleza interior es lo más importante, en realidad mi decisión la tomé por la salud física, pero claro que aporta a la salud emocional y a la belleza exterior. Estoy con un grupo de profesionales, por eso es que quiero llevar el tema poco a poco, hoy solamente quería ponerlos en contacto con mi proceso. Saludos y gracias por tus palabras!!!

      • Te deseo buena suerte. La salud es algo que no debe de pasarnos desapercibidos.
        Aquí estaremos para escucharte.

        Un saludo fauniano.

      • Gracias Fauno, me alegra contar con mis amigos blogueros a la distancia, pero siento el apoyo cerca y eso me motiva a seguir adelante!!! Definitivamente, hay que cuidar la salud, no podemos permitir que la vida se nos escape de las manos. Un abrazo!

¿Qué piensas del tema? Escribe aquí tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s