(2) Nada te faltará

Leticia entró a su cuarto y se tiró en la cama.

Joel, si estuvieras aquí la historia quizás fuera distinta… -respiró profundamente-  ¿Y qué hago yo cediendo a la presión de mi madre? Han pasado tantos años…,  pensó.

Casi una década después, el fantasma de Joel aún seguía ahí.  Las imágenes de lo vivido volvían a su mente una y otra vez.  Le parecía estar frente a él nuevamente y escuchar sus palabras como si hubiera sido ese día.

– Lety, mi amor te tengo una noticia que ni imaginas.

Pues dime, no me dejes con la intriga.

– Me ofrecieron una plaza de vicepresidente de mercadeo para los productos de Latinoamérica.

Mi vida, tú te mereces ese puesto y mucho más, siempre das lo mejor de ti, eres excelente en todo lo que haces.

– Lety, por eso te amo, tú siempre valoras mi trabajo.

Un abrazo y un beso selló el momento.  Era una gran noticia. Joel la miró a los ojos, acarició su cabello y tocó su rostro con ternura.

– La vida me ha dado más de lo que soñé y quiero compartirlo contigo Lety.  Comienzo en el puesto nuevo la próxima semana y quiero que me acompañes.

Que te acompañe, ¿a dónde?

– El trabajo tiene cede en Chile, estaré en un hotel por unas semanas y luego me  darán un apartamento para que podamos vivir.

– Chile…

Hubo un silencio.

– Sí, es en Chile y quiero que te vayas conmigo.

Leticia no encontraba qué decir.  Mil pensamientos rondaron su mente, ¿qué haría con su madre, su trabajo, todo lo que había logrado? Era una excelente periodista y hacía un año le habían dado la posición de editora en el diario El Mundo.  Además, está completando su doctorado en Literatura y también tenía un blog muy popular.

Entonces, tenía que tomar una decisión, pero no era el momento, tenía que analizar lo que quería para su vida.

Mi amor estoy muy feliz por ti, pero no puedo tomar una decisión así de hoy para mañana.  Déjame pensarlo por favor. 

Joel le dio todas las razones por las que ella debía mudarse con él y le aseguró que no tendría por qué preocuparse, pues con su ingreso no le iba a faltar nada.

[continuará…]

Esta es la segunda parte del cuento ¿Dónde está el amor?

Anuncios

14 comentarios en “(2) Nada te faltará

  1. Pingback: (1) ¿Dónde está el amor? | MÁS QUE VIVIR

  2. Sí, sí, no tenías que aclararlo, perfectamente supe de que se trataba.
    Es díficil, decidir entre el amor y la realización de los propios sueños.
    Es fácil cuando se trata de otra persona, pero no cuando es la vida propia la que está en juego…
    ¿y luego, y luego? *ella se truena los dedos*

  3. Siempre hay decisiones que tomar… por eso el mundo no es perfecto porque las cosas no son siempre como queremos… ay las decisiones!

    Me gusta como escribes.

    Saludos

    • Gracias Ángel, me alegra que te guste como escribo, tienes mucha razón, el mundo no necesariamente es como queremos y hay que tomar decisiones. Saludos también apra ti!!

  4. Una decision difícil, aunque tienes razón debió ponerlo en consideración y así decidir los dos, la pone en una situación no muy agradable para amrla como dice, veremos como lo maneja y la lección que podremos aprender de esto.
    Saludos
    P.D Sigo sin poder leerte como quisiera, tu blog aparece como restringido y es el único al que no puedo acceder facilmente 😦

    • Así es Candy, de todo aprendemos una lección, ya veremos!!! Amiga, no tengo idea de por qué tienes problemas para acceder a mi blog, lo único que puedo decirte es que me sigas en twitter o facebook para que sepas cuando hay entradas nuevas. Un abrazo!!!

  5. ¿Sabes Eli?, me llama la atención que él diga amarla “porque ella siempre valora su trabajo”… ¿es esa la única razón para amar a alguien?, ¿entonces, qué pasa con el trabajo de ella?
    No creo que deba abandonarlo todo, solo para que él triunfe en su estatus social. Tampoco es suficiente motivo que él gane suficiente dinero para los dos… Lety corre el riesgo de convertirse en una persona aburrida esperando su esposo en casa.
    ¡¡Muchos besitos y feliz año!!

    • Emy: tal vez la amé por otras razones, pero en ese momento fue la que destacó. Estoy de acuerdo contigo en que hay que pensar bien las cosas antes de abandonarlo todo, igual él pudo haber consultado con ella antes de tomar la decisión de irse, pues si eran pareja creo que no le dió el lugar que ella merecía en el asunto. Un abrazo!!!

  6. ¿Amor o carrera profesional? Es harto complicado…aunque las relaciones a distancia, al menos en mi opinión, tienen poca durada si la finalidad no es estar juntos…

    De todas maneras, cambiar de opinión no es malo, otra cosa es que el otro interlocutor acepte cambios…

    Saludos,

    • La decisión es difícil porque como bien dices las relaciones a distancias, por lo general, no tienen futuro, así que Leticia tiene una situación fuerte y tendrá que decidir.

    • Laura: así es, tomar decisiones en las que ganará unas cosas y perderá otra porque esa decisión supone abandonar y renunciar a lo que no se seleccione.

    • Así es Ana, decisiones como esa son bien difíciles de tomar porque hay que desprenderse de muchas cosas y el proceso sin duda, es doloroso. Besos también para ti!!

¿Qué piensas del tema? Escribe aquí tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s