Inesperado aviso de muerte

Es un tema que no nos gusta dialogar y mucho menos enfrentar.  Pero es inevitable, lo único seguro que tenemos en la vida es la muerte. Esa sensación de vacío luego de la partida de un ser querido es bien difícil de manejar, pero la vida debe continuar, aunque difícil parezca y sea.

Todos llegamos a cierta edad en la que nos preocupa la salud de nuestros abuelos, padres, tíos o cualquier otra persona que amamos y que ha llegado a la vejez.  Unos padecen de enfermedades por lo que la espera de la muerte se piensa y analiza, aunque nos neguemos a aceptar que ocurra.  Ciertamente, no sabemos cómo reaccionaremos ante la partida.

Y te preguntarás por qué escogí este tema.  Pues te cuento.  Eran como las 7:00 de la mañana cuando recibí la llamada de mi madre, quien ha estado delicada de salud en muchas ocasiones, pero esta vez no se trataba de ella.  Me comenzó a decir con la voz entrecortada que mi papá  había estado diciendo que siente que se va a morir y que precisamente esa madrugada se levantó llorando desconsoladamente, pidiendo perdón, hablando de dónde quería que lo enterraran y le expresó que quería vernos a cada uno de sus hijos. 

Papi ha sido un hombre fuerte, no recuerdo haberlo visto llorar y menos de la manera en que mami lo describía.  Su salud ha estado bien, pues ha tenido algunos pequeños derrames e infartos, pero nada grave. ¿Qué pasará? No lo sé, pero hay que visitarlo. 

No sé si está pasando por alguna etapa de depresión o si en efecto recibió un aviso de muerte, solamente el tiempo lo dirá.  Sin embargo, este suceso me ha puesto a pensar en los seres que han partido y que sé que, conscientes o inconscientemente, se despidieron de los suyos.  Tal vez todos reciben algún mensaje.

Recuerdo a una joven poeta que perdió su vida por una bala perdida a sus tiernos 18 años, tengo el poemario y leí la poesía donde anunciaba y describía cada instante de ese momento que le llevaría a morir.  Fue triste la noticia y más todavía ver todo el talento que tenía y que ahí quedó. 

Así les puedo contar muchas historias donde han llegado avisos de muerte, pero esa no es la idea.  Lo importante es pensar si tendremos la oportunidad de dejar nuestras cuentas claras, de arreglar los errores, de lograr nuestros sueños y vivir intensamente antes de que llegue el momento de la partida. Porque después de la vida terrenal vendrá la vida eterna.

Además, es esencial pensar en los nuestros, en los que hoy están, pero mañana no sabemos.  En disfrutar de su compañía como si fuera el último día porque eso es lo que permanecerá con nosotros, los bellos recuerdos, los instantes inolvidables.

Anuncios

14 comentarios en “Inesperado aviso de muerte

  1. curioso título y a la vez muy certero. Pues si, yo también coincido en lo de que hay personas que se sienten próximas a la muerte y muchas veces nos lo anticipan. Por eso, yo siempre digo que lo que debemos hacer es ofrecerle todas las “flores” en vida, que cuando ya no la hay, no sirven de nada.

    Un saludo 🙂

  2. Bien reflexivo el tema, Hace 8 días recibí un aviso de muerte de la hija de una sobrina, una tierna jovencita que acababa de cumplir sus 17 años de edad. Ella partió de esta vida terrenal,dejando un vacio inmenso y de profundo dolor en todos sus seres queridos , “Todo mi ser se consume, pero Dios es mi herencia eterna y el que sostiene mi corazón”, reza el Salmo 73:26; queda nuestro consuelo en la esperanza de una vida eterna con el SEÑOR!
    Y es así; esta circunstancia, debe motivarnos a pensar en los nuestros, en quienes hoy estamos vivos, a mantenernos en el presente, en donde la vida realmente ocurre, compartiendo y disfrutando sus compañías como si fuera el día último; dando gracias a Dios por las bendiciones recibidas!

  3. Eli… me dejaste helada…
    Imaginate que tuve que escribir un cuento de ficción para poder lidiar, no con un inesperado “aviso”de muerte, sino con una muerte inesperada.
    Creo que sólo debemos aprovechar al máximo, disfrutar siempre de los pequeños detalles, como tu muy bien reflexionas en tus escritos.
    Para la muerte, nadie está preparado.
    Qué hay después, nadie lo sabe…
    Qué nos queda… Disfrutar el milagro del hoy 🙂
    Espero que tengas muchos pero muchos momentos más para disfrutar con tu papá, hablar lo no hablado tal vez… Pero de cualquier manera, poder disfrutarlo 🙂

  4. Muchas gracias por el comentario, definitivamente todo sería más fácil si pudiéramos conocer cuándo será el momento de la partida, pero como no es así tenemos que estar preparados y vivir como si cada día fuera el último. Agradezco la invitación a su espacio, me daré la vuelta.

  5. Profra. Elizabeth, la reflexión que hace de la cercanía de la muerte me pareció por lo demás interesante y adecuada. Ojalá y todos tuviéramos la oportunidad de saber, al menos unos días, horas, antes que vamos a partir. La felicito por esa manera de pensar. Los cristianos evangélicos no tenemos –bueno, no deberíamos tener– miedo de la muerte, pues nuestra esperanza es que no morimos, sino sólo dormimos mientras tenemos nuestro encuentro con Cristo Jesús. Ese y otros temas también los hemos tratado en nuestro blog htttp://lavozdelamado.wordpress.com, que ojalá tenga la oportunidad de visitar hoy (tema: la Santa Muerte). Que Dios la bendiga abundantemente.

  6. Pingback: Inesperado aviso de muerte (via Más que vivir) | TU VIDA SI IMPORTA

  7. Personalmente hace un tiempo para aca he comenzado a pensar mucho en este tema, y me aterroriza mucho, sé que la muerte es lo más natural y que a todos en algún momento de nuestras vidas nos tocará experimentarla, pero el solo pensar en que tendré que pasar por eso me da mucho miedo, y siempre le pido a Dios que me ayude a quitar esa ansiedad!!!

    • Recuerda que no se puede vivir pensando en lo que será, hay que vivir y disfrutar el presente con los seres que amamos, cuando se vayan son esos los recuerdos que van a quedar con nosotros y siempre los tendremos en nuestros corazones. Uno nunca se prepara para recibir una noticia así, pero Dios nos da la fortaleza que necesitamos. Así que tranquila, a cada día su propio afán!!

  8. Cada uno de sus comentarios me ayudan a mí en el proceso de reflexionar sobre el tema y hacer ajustes. Ya tuve la oportunidad de ir y compartir con mi papá. Guelgar, te agradezco que nos compartas tu historia, gracias por abrir tu corazón, definitivamente tienes razón, ninguno de nuestros seres amados nos quieren ver tristes, ni en vida ni más allá de la muerte. Así que asumiste la posición correcta. Adelante!! Y recibe mis más sinceras palabras de condolencias ante la partida de tu madre.

  9. Yo perdí a mi madre hace unos 7 años ,y la verdad es que estaba muy mal le tenían que hacer diálisis,y cada vez tenía menos venas pues se le estrechaban hasta que ya no podían hacerle la diálisis,la verdad que además de eso tenía como depresión y casi no hablaba y ni conocía a duras penas te dedicaba una sonrisa forzada pues hasta le costaba sonreír ,la cuestión es que cuando se murió al principio sentí alivio porque pensé que así dejaba de sufrir y padecer,pues la verdad es que mi padre la obligo a vivir ,pues ella ya no quería cuando le diagnosticaron la diálisis ,por eso cayo en la depresión,bueno resulta que sentí alivio de no verla padecer más,pero al mismo tiempo mientras no la enterramos que estaba su cuerpo sentía pena pero todavía veía su cuerpo en el ataúd,pero lo peor fue cuando se la llevaron y sabía que su cuerpo no lo volvería ver de carne y hueso ,y me sentía como si un pedazo de mi se fuera con ella ,me quede como si mi cuerpo le faltara el aire ,sin ganas de nada y todo me daba igual me se habían ido las ganas de sentir y de vivir,pero llego un punto que pensé que si ella me viera se sentiría muy triste y preocupada,por eso decidí que tenía que vivir y disfrutar en su nombre y que nunca morirá mientras este yo vivo estará viva en mi ser,y será mi estimulo para vivir en nombre de ella que se llamaba CONSUELO,yo le dedique en mi blog una entrada ,donde lo cuento.

    Pensar que se puede ir un ser querido es duro,y hasta que no pasa un año no puedes sentir como sentías pero piensa que el no querría que te hundieras,y que lo recordaras siempre sobretodo en los buenos momentos y que sirva de estimulo de vida,pues tu felicidad será la suya.

  10. Con aviso o sin aviso debemos estar preparados. Sin lugar a duda estoy de acuerdo con usted. No debe pasar un solo dia sin q aquellos q nos rodean sepan lo importante q son para nosotros. Pues manana puede ser muy tarde

  11. LA MUERTE ES UNA ETAPA MÁS EN NUESTRO APRENDIZAJE POR EXPERIENCIA (DE LA TEORÍA SE ENCARGA EL SISTEMA EDUCATIVO CON SUS ALTIBAJOS).
    SI ACEPTAMOS ESTO ES FÁCIL ACEPTAR A LA MUERTE COMO SUCESO EN LAS VIDAS DE OTROS, COMO FINAL DE ESTAS Y, SOBRETODO, COMO FIN DE SUS COMPAÑÍAS.
    PERO CON LA MUERTE NO ACABA PORQUE NUESTRAS EXISTENCIAS -QUE NADA TIENEN QUE VER CON NUESTROS CUERPOS- SON INFINITAS, ETERNAS.
    ASÍ, MIENTRAS MÁS APEGADOS ESTEMOS A LA MATERIALIDAD DE ESTA VIDA MÁS SUFRIREMOS CON LA MUERTE DE QUIENES ESTIMAMOS, SIN EMBARGO, SI ACEPTAMOS QUE SUS CUERPOS MUEREN PERO ELLOS NO, SE ALIGERA LA CARGA EMOCIONAL APRENDIDA Y LO LLEVAMOS COMO ALGO NATURAL QUE, CIERTO, ENTRISTECE, PERO NO ES EL FINAL (NO HAY FINAL PORQUE NO HUBO COMIENZO EN EL UNIVERSO… EN DIOS… Y NOSOTROS SOMOS UN PEDACITO DE DIOS).

¿Qué piensas del tema? Escribe aquí tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s