Antes de que lleguen los hijos y después que se van

Escuchaba recientemente un programa de televisión donde tocaban el tema de las cosas que hay que hacer antes de que lleguen los hijos.  Me llamó la atención, pero quise añadirle a la reflexión, qué hacer después que se van.

Por lo general, las parejas tienden a planificar la llegada de los bebés.  Piensan en la economía del hogar, en el cuido del bebé si ambos trabajan, quiénes serán los padrinos [una gran responsabilidad], dónde estudiarán, y tantas otras cosas.

Sin embargo, son pocas las parejas que planifican la vida después que los hijos abandonan el hogar [el conocido síndrome del nido vacío]. Entonces, creo que es importante pensar en ambos escenarios.

Tengo muchos sobrinos, unos de sangre y otros adoptados por ser hijos de mis amigas.  Entonces, el tema de la maternidad es algo constante en las conversaciones.  Yo he tenido la oportunidad de ser la madrina, tía y segunda madre de uno de mis sobrinos, claro con el permiso de mi hermana.  Así que también participo de las conversaciones.  Además, creo que mis puntos pudieran ser más objetivos porque veo el escenario desde afuera.

Por lo tanto, sé que has escuchado la frase: “los hijos te cambian la vida”.  Y hay que hacer los ajustes necesarios para poder disfrutar una etapa tan hermosa.  No obstante, lo que hagamos antes de que lleguen puede ser fundamental para que la etapa de la maternidad y la paternidad se goce a plenitud.

Puede que ya las conozcas, pero este es un repaso para que no lo olvides y si tienes alguna otra la puedes añadir en la parte de comentarios.  Tampoco pretendo establecer que debe ser en ese orden y que todas las parejas tienen que hacerlo.  Cada matrimonio es distinto y puede manejar las vivencias que se enumeran a continuación con o sin hijos.

Antes de que lleguen los niños

1. Disfrutar la etapa de pareja

  • Viajar a los lugares más lejos que puedas
  • Divertirse lo suficiente, en cosas triviales, ir al cine, a caminar por el Viejo San Juan, dar una vuelta por Piñones, visitar a los amigos
  • Conversar
  • Tener intimidad sexual frecuentemente
  • Escaparse los fines de semana sin rumbo

2. Realizarse académicamente, estudiar lo que siempre soñaste.

3. Obtener el éxito profesional, arriesgarte a emprender retos y lograr el negocio o el puesto de tu vida. 

4. Comprar eso que tanto quieres y que tal vez no lo necesitas, consentirte en algún caprichito.

5. Dormir todo lo que puedas, especialmente durante las vacaciones ylos fines de semana.

6. Ir de compras todo un día sin remordimientos.

7. Cocinar si quieres y sino comerte un sandwich o comer fuera del hogar.

8. Comer en un restaurante bien costoso todas las veces que puedas.

9. Finalmente, y no menos importante, aprovechar todos los retiros y actividades espirituales para fortalecer tu matrimonio.

No quiere decir que cuando tengas tus niños no podrás hacer las cosas antes mencionadas, pero si lo haces antes tendrás un poco más de libertad y menos responsabilidades en qué pensar mientras disfrutas.  Entonces, luego podrás dedicarle el tiempo que tus hijos requieren, viajar en familia principalmente a los lugares donde los chicos quieren ir, que por lo general son los parques de diversiones.

Después que se van los hijos

1. Volver a viajar a donde quieras y tener todas las lunas de miel que puedas sin pensar en que te están esperando en casa.

2. Dormir, dormir y dormir.

3. Disfrutar a los nietos, pero sin tenerlos como una responsabilidad.

4. Hacer obras sociales como pareja, ayudar a causas que los apasionen, sin pensar en el pago del colegio o la universidad de los chicos.

5. Planificar los años que vienen, de manera que siempre encuentren nuevas cosas que hacer.

6. Atender asuntos que dejaron pendientes, ya sea a nivel personal, académico o profesional, nunca es tarde para comenzar.

7. Tener esos pasatiempos que tanto disfrutas sin mirar el reloj.

8. Reencontrarse como matrimonio y encender nuevamente la llama del amor.

De nuevo, no es que esas cosas no las puedas hacer cuando tengas tus hijos en crecimiento, pero seguro que sin ellos en el hogar podrás tener más libertar para gozarlas. Finalmente, lo importante no es lo que hagas antes o después de tener tus hijos, lo realmente fundamental es disfrutar cada etapa de la vida, sin adelantarse a lo próximo y sin lamentarte por lo que no fue.

Anuncios

10 comentarios en “Antes de que lleguen los hijos y después que se van

  1. Hola!! confirmo tu teoría; mi marido y yo estuvimos juntos casi 7 años antes de tener niños: en los que compartimos, viajamos, nos divertimos, y crecimos profesionalmente, la vida nos cambio mucho despues de tenerlos, y lo que tratamos de hacer es no perder eso que fuimos antes de tenerlos entonces: tratamos de salir solos cuando podemos, viajamos a lugares que nos gustan con ellos tratando de compensar las necesidades de todos, y como afortunadamente pudimos elegir tenerlos y cuando llegaron creimos que era un buen momento en nuestra pareja, resignar espacios nos fue dificil, pero lidiamos con ellos, por ahora son pequeños: 5 y 1, pero aqui estamos… y seguimos apostando!!!
    Muy bueno el articulo!

    • Gracias por compartir tu experiencia, que bueno que ya tenemos varios testimonios para poder imitar y que la experiencia de la maternidad/paternidad sea una gratificante. Bienvenida a nuestro espacio y cuando quieras puedes leer otras entradas y dejar tu opinión, es bien importante para nosotros tener distintos puntos de vista sobre los temas.

  2. Hicimos todo lo que comentas antes de que nacieran nuestras hijas y vaya que nos disfrutamos bastante!!!
    Ahora en esta étapa nos toca disfrutarlas a ellas y seguir creciendo como pareja.
    Cuando ellas se vayan, me gustaría llevar a cabo tus recomendaciones…
    M il gracias por compartir!

    • Que bueno que también confirmas mi teoría, así que seguiré sus pasos por si algún día me convierto en madre. Ya he realizado muchas de las cosas que recomiendo y creo que podría ser una buena madre, si siento tanto amor por mi sobrino, no imagino todo el amor que pueda sentir por un hijo. Igualmente, creo que hay que vivir cada etapa, así que una vez termine de disfrutar mis futuros hijos (una nena y un nene jajaja), retomaría mi luna de miel, aunque esa etapa nunca debe pasar, pero sé que la disfrutaré más cuando ellos se hayan ido.

  3. Yo soy de la idea que se debe disfrutar cada etapa, aunque para ser sincera, lo he entendido mejor desde que soy mamá. Disfruté mucho antes de tener a mi niño, fui a muchas fiestas, viajé un poco, trabajé… así que tener a mi hijo no ha sido un sacrificio, ahora disfruto ir a los parques, ver películas de dibujos, etc.

    He escuchado a otras mamás decir que sus hijos serán sus “compañeros de vida”, y no estoy de acuerdo. Yo creo que seré su guía por unos años y luego pasaré a ser testigo de su vida, veré como se enamora, como tiene a sus hijos, y de eso seré a veces partícipe, y a veces sólo observadora. Creo que por eso sigo teniendo a mis amigos cerca, no quiero olvidarme que no soy solo mamá de G, sino que también sigo siendo Bere, la mujer, la amiga, la hija, la hermana, etc.

    Claro, todo me queda hasta ahora facilísimo de entender, ya veremos en unos años 😉

    • Que bueno tener la aportación de una madre al tema, me parece excelente tu comentario, de alguna forma confirma mi teoría. Creo que tienes toda la razón cuando dices que eres su guía y luego serás testigo de su vida, no es fácil aceptarlo (lo sé por mi madre), pero tampoco es imposible. Muchas gracias por tu comentario, excelente!!

    • Yo pensé que seríamos compañeros de vida, pero la misma vida muestra el camino real, cuesta entender al principio, cuando empiezan a formar nuevos nidos en otros árboles , ahí es el momento de respetar sus espacios y desearles lo mejor.

  4. CLARO QUE SÍ. TOTALMENTE DE ACUERDO PORQUE LA VIDA ES PARA VIVIRLA. LOS HIJOS SON ALGO MUY BONITO Y UNA GRAN EXPERIENCIA PERO SON EXTENUANTES.

    NO TENGO HIJOS PERO PUEDO VER A ANCIANAS SIN HIJOS Y COMPARARLAS CON LAS QUE SÍ LOS TIENEN Y LA DIFERENCIA ES GRANDE.

    ADEMÁS, ES NECESARIO DISFRUTAR DE LA VIDA PARA TRANSMITIRLES LA MISMA FILOSOFÍA A LOS HIJOS, SOBRINOS Y AL RESTO DE LA FAMILIA.

    SI NO SE VE DE ESTA FORMA, PUEDE VIVIRSE LA VIDA PARA LUEGO, DEDICARLA A LOS HIJOS Y HACER QUE VIVAN SUS PROPIAS VIDAS (Y NO VIVIR A TRAVÉS DE ELLOS EN FALAZ COMPENSACIÓN PSICOLÓGICA).

    DESPUÉS, SEGUIR VIVIENDO PORQUE LA VIDA ES NUESTRA (Y SI DECIDIMOS DEDICAR MUCHOS AÑOS DE ELLA A LOS HIJOS PUES, FUE DECISIÓN PROPIA Y LOS HIJOS NO TIENEN CULPA DE NADA DE LO QUE PASÓ).

    TAMBIÉN, HAY QUE APRENDER A SOLTARLOS PARA PODER DISFRUTAR DE LA VIDA DESPUÉS DE LOS HIJOS… PERO SI SE VIVE CONTROLANDO TODO, NO SE DISFRUTARÁ NI ANTES NI DESPUÉS… HAY QUE SOLTAR TODO EMPEZANDO POR UNO MISMO.

    • Estoy de acuerdo en que hay que vivir antes, durante y después de que lleguen los hijos, definitivamente hay que tener un balance para disfrutar nuestra vida, luego encaminar a los hijos y dejarlos volar, y seguir viviendo porque hay padres que después que los hijos se van se vuelven seres infelices porque sus vidas giraban en torno a ellos. Eso no puede ser, así que el balance es necesario. Gracias por tu comentario.

¿Qué piensas del tema? Escribe aquí tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s