Parece que fue ayer

Hoy es un buen día para recordar y vivir aquellas experiencias que nos hicieron suspirar, llorar, gritar de felicidad.  Hace casi 15 años me despedía de grandes amigos, no porque no quisiera volverlos a ver, simplemente se terminaba un capítulo más en mi vida, terminaba mi escuela superior.  ¡Dios mío!, no puedo creer que haya pasado…