Sin palabras

Estoy segura que has vivido algún momento en que no te han salido las palabras.  Ya sea porque tuviste una sorpresa agradable o una situación inesperada, hay instantes en que faltan las palabras para describir lo que se siente o se piensa.

Mira que nuestro idioma es rico y tiene palabras para nunca acabar, pero aún así, nuestros nervios nos pueden traicionar, la mente se va en blanco y no hay vocabulario que pueda describir lo que se siente.

Uno de los momentos en los que las palabras sobran es cuando recibes ese primer beso de amor, las mariposas hacen fiesta en el estómago y no hay que decir. Para los que son padres, la llegada de ese primer hijo, basta con observarlo.

Otro que no es positivo es la pérdida de un ser querido, en la mente se cruzan mil ideas, entre ellas: “esto no puede estar pasando”.  Nos negamos a aceptar que ese ser ya no estará físicamente  y ciertamente nos faltan las palabras para enfrentar la triste realidad.

¡Wow! son tantos los momentos que vivimos así, ya sean de felicidad o de tristeza.  Lo cierto es que en esos instantes perdemos todo el español que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida.  Los sinónimos y antónimos desaparecen.

Cuando faltan las palabras no podemos forzar la situación, es momento de controlar la emoción que estemos sintiendo y esperar a que regresemos a la normalidad poco a poco, sin presiones.  Especialmente cuando son instantes de alegría, aunque el vocabulario falte, es mejor disfrutarlos.

Qué te parece si me cuentas, ¿qué cosas te han dejado sin palabras?

Anuncios

13 comentarios en “Sin palabras

  1. Han habido momentos en que Dios me ha sorprendido de tal manera que solo sale de mi boca “WOW” “Gloria a Dios”.

    Dios es experto en dejarnos sin palabras.

    Bendiciones.

  2. Muchas veces la mirada y la expresión de la cara dicen más que mil palabras y no engaña,sobretodo cuando te enamoras es imposible ocultar ese sentimiento por la cara te cambia y te hace creer en ti y en los demás,lo ves todo positivo y las dificultades ni las consideras,pero no es que el mundo haya cambiado somos nosotros los que hemos cambiado al sentir esa sensación de sentirse en paz con el mundo de no ver nada imposible de sentir ilusión y esperanza,todo ello lo puede hace una mira un beso o un abrazo.
    Cuando alguien se nos va no hacen falta palabras para ver como se siente uno ,la mirada triste y desesperanzada ,que vemos que ese ser querido ya no va volver,por muchas palabras que nos digan nuestra mente no les presta mucha atención porque el dolor anula el sentido de pensar ,solo tenemos la sensación de perdida de que nada volverá a ser lo que era,pero cuando el tiempo pasa nos damos cuenta que esa persona que se fue nunca morirá,porque lo que vivimos con ella siempre nos quedara en nuestra memoria y los momentos felices que vivimos con ella nadie nos los podrá robar,y siempre esta vivo su ser dentro de nosotros,por que nunca morirá mientras uno viva.

  3. Silvita, definitivamente es un momento que deja sin palabras a cualquiera porque los que tenemos lo necesario para vivir a veces no lo valoramos y permitimos que las emociones negativas afloren, pero que lección nos dan esos que no tienen nada y una sonrisa se dibuja en sus labios. Gracias por tu comentario.

    Liliana: Sé cual es esa canción es hermosa, no pensé en ella cuando escribí, pero sí se ajusta muy bien, estar en la presencia de Dios deja a cualquiera sin palabras. Gracias por tu aportación.

  4. Vino a mi mente esta canción:

    Hay momentos que no deberían terminar
    hay segundos que tendrían que ser eternidad
    cuando tu espíritu señor se toca con el mio
    y mi corazón estalla en adoración

    Te amo mi señor
    se acaban las palabras
    solo me queda mi alma
    para cantarte
    te adoro mi señor
    no hay nada alrededor
    //solo estamos tu y yo//

    Es de Marcos Witt

  5. ¿Qué me ha dejado sin palabras? Mi primer beso…

    Después que nos besamos, ella y yo no pronunciamos una palabra. Nos despedimos, pero sin hablar: emocionados, excitados, ilusionados… Ese día, me fui caminando a mi casa, caminé como 3 millas. Reflexioné, pensé, oré; pero no hablé.

    Cuando nos quedamos sin palabras, es porque la vivencia del momento supera nuestra capacidad lingüística: las palabras se nos escapan, y lo único que nos queda es, “más que vivir”…

  6. En mi opinión los silencios son más elocuentes que las palabras, porque estas solo ante tí mismo, o sientes o no sientes, no hay recurso a la excusa, la justificación, el ejemplo, la narración.
    Las razones del corazón no pueden exlicarse, solo sentirse. Y cuando dos personas que se aman pueden prescindir de las palabras, se aman de verdad.

    • Muy interesante tu planteamiento y tienes razón. Creo que el silencio dice más que mil palabras. Gracias por visitar mi espacio.

  7. Hola! Muy interesante tus artículos, te he adicionado a mi blog. Tenemos en común temas que nos interesan, gracias por visitarme, abrazos.

¿Qué piensas del tema? Escribe aquí tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s