¡Qué casualidad!

Tomas el teléfono para llamar a alguien querido y de repente entra una llamada. Cuántas veces has recibido una llamada de alguien en el que estabas pensando.  Puede suceder que vas a decir algo y la persona a tu lado lo pensó y lo dijo.  También, puede que desees comerte algún plato en particular o en algún restaurante…