El encuentro

Habían pasado algunos años desde que le vi por última vez.  Le pensaba día y noche.   Ayer caminaba frente a la plaza del pueblo donde crecimos, mi corazón palpitó tan fuerte que no pude disimular la emoción; estaba cruzando la calle y venía a mi encuentro.  De momento me paralicé, no sabía qué decir…