Ni una más, basta ya.

       Todo parece color de rosa, el hombre que soñaste unió su vida a ti.  De pronto, la luna de miel se va transformando y no sabes porqué.  Pero, no se trata de estatus social, nivel económico, preparación académica, profesión, sexo, ni religión.  Es un mal que afecta a todos por igual. Comienza con palabras fuertes, luego…