Haití antes del 2010

Todas las naciones a nivel mundial han reconocido lo que ha estado viviendo el pueblo haitiano. Sin embargo, la situación deprimente se ha perpetuado por décadas.  No es hasta el terremoto tan terrible que les impactó que, repentinamente, todos quieren ayudar a la reconstrucción del País.

Bandera de Haití

No vayas a pensar que estoy en contra de que el mundo haya sido solidario ante tan triste suceso.  No existen palabras para describir la angustia que sentí al ver que la naturaleza castigaba nuevamente al hermano país caribeño.  Las imagenes son desgarradoras.  Allí tengo amigos y conocidos que están colaborando directamente y que han publicado fotografías que nos llenan de melancolía.  Claro, que la cobertura mediática nos ha mantenido informados y no es para menos.

Hay un refrán que dice que “no hay mal que por bien no venga”.  Y tal parece el caso del país caribeño, aunque suene fuerte. Es lamentable que a nivel internacional no se le había prestado la atención que requeria Haití.  Hoy todos reconocen un pueblo que vive la extrema pobreza, que tiene incalculables necesidades, y que debieron ser atendidas antes de este suceso. No obstante, finalmente Haití se repondrá y confiamos que su restablecimiento le lleve a una condición mejor que la que vivían.

Mapa de Haití

No importa cuál sea el país, el color, la raza, la religión de los habitantes del mundo, cuando se trata de ayudar las naciones se unen, pero es doloroso que haya que esperar a situaciones extremas.  Debemos orar diariamente por los que sufren, por los que mueren de hambre o pierden sus vidas a causa de enfermedades que pudieran ser controladas.  Pero también debemos apoyar económicamente organizaciones (serias y debidamente establecidas) que trabajan con los menos afortunados.

Desde niña escuché de Haití, primero en las clases de historia y luego, por la experiencia de mi padre, que fue en un viaje misionero.  Recuerdo que trajo los desaparecidos “cassette” con música en creole y que en casa todos disfrutamos de las canciones, aunque no entendíamos lo que decían.  El ritmo era muy contagioso.  En ese momento reconocí la situación que existía, pues mi padre la compartió con nosotros.  Años después, al estudiar los cursos doctorales en historia, pude profundizar un poco y conocer más a fondo este país.  Es precisamente ese conocimiento el que me lleva a compartirles que Haití antes del 2010 estaba en el mismo lugar que hoy, con situaciones muy lamentables. Confío que de ahora en adelante pongamos más atención a las necesidades de nuestros hermanos, sin importar en qué parte del mundo vivan.

Anuncios

2 comentarios en “Haití antes del 2010

  1. Es dentro de ti, en ese espacio interno tan valioso y trascendental; es allí,adentro de ti, donde está la chispa de tu vida. Allí es donde también se encuentran todas las respuestas, allí puedes escuchar el eco de tus afectos y de
    tus más caros sueños. Confía más en ti mismo, busca… y aprende a escuchar a tu ser interior.
    QUE DIOS TE BENDIGA

  2. Es dentro de ti, en ese espacio interno tan valioso y trascendental; es allí,adentro de ti, donde está la chispa de tu vida. Allí es donde también se encuentran todas las respuestas, allí puedes escuchar el eco de tus afectos y de
    tus más caros sueños. Confía más en ti mismo, busca… y aprende a escuchar a tu ser interior.
    QUE DIOS TE BENDIGA

¿Qué piensas del tema? Escribe aquí tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s